scorecardresearch

«Iremos con todo en 2023 para la clasificación olímpica»

Raquel Jiménez
-

El piragüista Paco Cubelos se centrará en K1 1.000 metros de cara a París 2024, aunque no descarta adentrarse en otras pruebas del programa de los próximos Juegos como el K2 500

Cubelos posa para este diario en las instalaciones de la Fundación Madre de la Esperanza. - Foto: Manu Reino

Paco Cubelos ha realizado un buen balance de su participación en agosto en el Mundial y en el Europeo donde compitió en cuatro pruebas y consiguió tres medallas. En la cita mundialista en Canadá se colgó el bronce en K1 5.000 metros, mientras que en la competición continental logró dos platas en K2 1.000 y en K4 1.000.

El piragüista olímpico ha apuntado a este diario que «el balance general del año es muy positivo». Ha sido un 2022 diferente porque, después de la salida del K2 1.000 metros de París 2024, se ha tenido que volver a centrarse en K1 1.000 metros. No ha sido fácil el retorno, dado que «llevaba varios años sin competir internacionalmente en esta prueba». Por ello, «al principio me costó un poco».

Precisamente, fue la carrera en la que participó en el Mundial y no pudo alcanzar la medalla: «Lo noté, sobre todo, en las primeras competiciones, cuando el nivel es tan alto y hay pequeños detalles que marcan la diferencia».

Pero Cubelos manifiesta que «creo que he ido a mejor, sobre todo, en la parte final de la temporada me he encontrado muy bien». Por tanto, «es un punto de partida para este ciclo olímpico, que es más corto de lo normal y el próximo año hay que clasificar». Confía en que 2023 «sea un buen año y que consigamos la clasificación para los Juegos Olímpicos de París».

A pesar de la mejora en K1 1.000 metros, le queda esa espinita del Mundial. Eso sí, «por lo menos conseguí estar en puestos de final, entre los mejores del mundo y en plazas de clasificación olímpica». De todos modos, reconoce que «la final no salió todo lo bien que esperaba, a pesar de tener buenas sensaciones en la eliminatoria, en la semifinal y en la final». Pero en esta, según afirma, «salí justo al lado del que ganó, me sacó mucho al principio y en la parte final, donde suelo ser el más rápido, no fui capaz de recortar esa diferencia porque iban olas del primer clasificado que iba muy fuerte». Como es lógico, «no salí satisfecho con mi carrera porque sé que no me vacié del todo».

Pero hace una lectura positiva de la prueba en sí porque «me he vuelto a meter entre los mejores del mundo  en K1». Por tanto, afronta 2023 «con todas las ganas del mundo para dar un pasito más».

Pero se resarció con el bronce mundialista en K1 5.000 que resultó una prueba de lo más accidentada: «Rompí el timón casi al principio, pero luego seguí una buena estrategia porque eran cinco vueltas y en las que tú quisieras se podían hacer dos porteos». Ante esto, «sabía que tenía que ir solo porque no tenía timón, con lo que entraba en la vuelta en la que los demás no lo hacían». Y de este modo, «conseguí esa medalla de bronce que me supo muy, muy bien».

Y la locura de las medallas continuó en el Europeo con dos platas. Ademas, Cubelos destaca que «fue en el Europeo Multideporte en Munich con otras disciplinas deportivas»; se muestra encantado de «haberlo vivido y, además, en una embarcación de equipo y con buenos resultados».

Cubelos piensa ya en  2023 y asegura de manera tajante que «vamos a por todas y con todo el próximo año». El objetivo está claro y es «la clasificación olímpica». Además de K1 1.000 metros, «no sé si podré intentar hacer otras pruebas». Desde luego, «si es compatible, lo intentaré»; baraja adentrarse en el K2 500 metros, que sí es prueba olímpica: «Me gustaría probar esa embarcación de cara a París». Una vez que finalicen sus vacaciones, se concentrará en el CAR de Madrid con el equipo nacional y realizará concentraciones aún por definir para empezar en marzo a competir»

En otro orden de cosas, Paco Cubelos expuso al día siguiente de la etapa talaverana de la Vuelta Ciclista a España que parecía que bajaba más agua por el Tajo a su paso por la ciudad. Y así era la sensación por televisión en las imágenes aéreas. Comentó que «vaya pedazo de río parece que tenemos».

En declaraciones realizadas a este periódico, ha manifestado que en las vistas de Televisión Española, además de la apariencia de más caudal, «me llamó la atención lo verde que estaba alrededor del río y eso que tenemos la sensación de secano».

Pero es un hecho que «el río llamaba especialmente la atención». Pues ni corto, ni perezoso, el mismo viernes se dio un paseo en piragua: «Pasé por en medio del río, a la altura del Instituto Ribera del Tajo, y ni siquiera toqué el fondo con la pala». Y es que llevaba años sin navegar por eso punto concreto por temor a encallar.

Le sorprendió sobremanera, cuando lleva dos o tres meses sin entrenar en Talavera.

Es curioso que el comentario general fuera el caudal del Tajo, cuando Talavera reclama desde hace años más agua para el río.