scorecardresearch

Usan gas pimienta para robar y le causan úlceras en los ojos

F. J. R.
-

El comerciante, a pesar de quedar cegado, se enfrentó a golpes con los ladrones, que le han causado pérdidas de 7.000 euros entre daños y material robado

Usan gas pimienta para robar y le causan úlceras en los ojos - Foto: David Pérez

Úlceras en ambos ojos y 7.000 euros en pérdidas entre daños y material robado. Es el lamentable balance del atraco que el pasado viernes sufrió Antonio, un comerciante del barrio de Santa Bárbara que fue asaltado sorpresivamente por dos chicos jóvenes, «de veintipocos años», con gorra. 

Entraron a su establecimiento, un anticuario en el que se compra además oro y plata, a cara descubierta y apenas le dio tiempo darles las buenas tardes cuando uno de ellos le roció la cara con un spray de gas pimienta. «Eran las seis de la tarde y estaba a punto de cerrar para ir a comprar tabaco e ingresar un dinero cobrado. Me enchufaron con el gas pimienta y ya no pude ver nada», explica el propio Antonio, que pese a todo echó mano de coraje y la emprendió a golpes con sus asaltantes.

«Me enfrenté a ellos y los saqué a la calle a golpes. Me rompieron la camisa y uno de ellos destrozó una vitrina. Intentaron quitarme el reloj y no pudieron», narra el comerciante, al que sustrajeron el dinero que llevaba en la mano, una cruz de oro de 12 centímetros con esmeraldas engarzadas y varios trozos de cadenas de oro y plata. Con ese botín en su poder, emprendieron la fuga en dirección a las vías del AVE, perdiendo en su carrera varias de las cadenas, que han podido ser recuperadas.

Usan gas pimienta para robar y le causan úlceras en los ojosUsan gas pimienta para robar y le causan úlceras en los ojos - Foto: David PérezAntonio tiene claro que los asaltantes «no es gente del barrio, porque aquí nos conocemos todos», y los describe como «chavalitos de la gorra que vienen de fuera para robar».

Una vecina del barrio vio a los dos ladrones merodear por el comercio antes del robo y fue de las primeras en llegar a socorrer a Antonio tras el ataque.

Además, la Policía Nacional y la Local no tardaron nada en personarse en el lugar, una actuación que el propio Antonio no duda en alabar. «Vino un regimiento de policía y no tengo más que dar gracias por su eficiencia. Se portaron muy bien y les estoy muy agradecido», destaca el anticuario, que en la mañana de ayer se afanaba en limpiar su establecimiento y tramitar las reclamaciones de daños al seguro a la espera de que la policía pueda detener en los próximos días a los autores del atraco.

Usan gas pimienta para robar y le causan úlceras en los ojos
Usan gas pimienta para robar y le causan úlceras en los ojos - Foto: David Pérez