scorecardresearch

La Escuela de Arquitectura «proyecta» el curso 2022/2023

Mario G. Gutiérrez
-

El edificio Toletum acogía en la mañana de ayer la inauguración del curso académico de la Escuela de Arquitectura de Toledo que arranca con más de 330 alumnos, 63 de ellos de nuevo ingreso en primero

Al acto asistieron diferentes miembros de la comunidad educativa. - Foto: David Pérez

El curso académico en la Escuela da Arquitectura de Toledo comenzó ayer, al menos de forma oficiosa. 

Tal y como expresaba el rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, Julián Garde, las clases comenzaron en la mayoría de grados el pasado día 5 de septiembre, solamente viendose alterada esta fecha en casos muy puntuales. Por tanto el acto celebrado ayer, supuso una inauguración formal del curso, en el que com el propio Garde explicaba, desarrollarán sus estudios «más de 330 alumnos».

Garde destacaba, que para este curso 2022/2023 «se habían desbordado las peticiones de ingreso», teniendo que ampliar hasta 60 las plazas para el primer curso, frente a las 50 planteadas en un primer momento, y que finalmente serán 63 las completadas por los futuros arquitectos. Algo que denota «el carácter innovador del centro», como destacaba el rector, que argumentaba que la Escuela de Arquitectura de Toledo «está siendo tomado como ejemplo en todo el sistema universitario español».

El máximo responsable universitario en la región, quiso también agradecer al Ayuntamiento la cesión del edificio, ya que según explicó «ha permitido desarrollar la actividad de manera adecuada durante los años más duros de la pandemia».

Junto al rector de la UCLM, tomó la palabra Juan Mera, director de la Escuela que mostró su entusiasmo con el alumnado, recuperando una frase de Karl Popper, en la que recordaba que «ninguna sociedad puede predecir su futuro, ni bueno ni malo; porque todos los avances técnicos y de pensamiento son los que lo van a condicionar; así que calma». Tras ello, enfatizó que «con tantos temores que se producen sobre el futuro de las personas y de las sociedades, el entusiasmo es lo que destruye el negativismo».

En representación del Consistorio toledano, asistió concejal de Educación, Cultura y Patrimonio Histórico, Teo García, quien señalaba que «es un placer poder participar en la apertura de este curso de una Escuela que lleva 12 años implantada en nuestra ciudad», y a pesar de su bisoñez, García aseguraba que «no por ser nueva, es menos pujante, solvente y reconocida tanto a nivel nacional como internacional».

 El responsable municipal ha apuntado que esta facultad no podía tener «mejor escenario», que una ciudad que es Patrimonio de la Humanidad, donde «han dejado huella los mejores artistas de cada momento». A colación de ello, García animó «mantener y ampliar ese legado conectando siempre la arquitectura con el entorno y con los nuevos requerimientos de sostenibilidad y eficiencia energética, en el que tiene un papel fundamental la restauración», uniéndose a los buenos deseos de Garde y Mera para el presente curso.

Este acto, se desarrolló apenas 12 días antes de que la UCLM celebre el acto de apertura del curso académico el próximo 27 de septiembre en el Paraninfo Universitario del Campus de Cuenca, con la lección inaugural, titulada 'El derecho a una buena administración', correrá a cargo del catedrático de Derecho Administrativo José Antonio Moreno Molina.