scorecardresearch

La cerámica de Talavera brilla en Albacete

EFE /L.T.
-

La viceconsejera de Cultura ha inaugurado hoy la muestra 'Parada y Fonda' con loza fina de los siglos XV hasta el XX procedente del Museo Nacional de Cerámica

La cerámica de Talavera brilla en Albacete - Foto: L.T.

La centenaria cerámica de Talavera de la Reina y Puente del Arzobispo se exhibe desde hoy lunes, y hasta el 6 de noviembre, en el Museo de Albacete, en una exposición que reúne 70 piezas elaboradas entre el siglo XVI y XX y que ha tomado por título 'Parada y Fonda. Loza fina'.

La viceconsejera de Cultura de Castilla-La Mancha, Ana Muñoz, ha inaugurado esta exposición y ha asegurado que se trata «de un pequeño regalo» a la ciudad de Albacete «que se viste de gala con la llegada de su feria», y que llega desde Talavera, en una exposición que cerró en el Ruiz de Luna el pasado 22 de agosto.

Acompañada por el delegado provincial de Educación y Cultura, Diego Pérez, el diputado provincial de Cultura, Miguel Zamora, y el concejal de Educación, José González, Muñoz ha explicado que 'Parada y Fonda' recibe este título porque la exposición se ha expuesto en Talavera de la Reina y, después de su paso por Albacete, «vuelve» al Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias «González Martí» de Valencia, donde pertenecen las piezas.

«En este camino hemos querido que la exposición parase en Albacete, como un pequeño regalo a la ciudad por su feria», ha reiterado la viceconsejera de Cultura, que ha puntualizado que la muestra ha sido organizada por la Fundación Impulsa Castilla-La Mancha.

La muestra realiza un recorrido por la evolución histórica, temática, estilística y funcional de la cerámica de Talavera de la Reina y Puente del Arzobispo, cuya comercialización y distribución llegó a todas las ciudades, villas y pueblos del territorio español, para surtir a las clases medias y acomodadas.

En la muestra se puede admirar una selección de 70 piezas procedentes de los talleres de Talavera de la Reina y Puente del Arzobispo de las 350 con las que cuenta el museo 'González Martí'. Se pueden contemplar piezas de muy variadas tipologías; desde benditeras o platos, hasta jarrones, cuencos, botes de farmacia, azulejos o tinteros.

Muñoz ha destacado el auge que adquirió la loza y azulejería en el siglo XVI, en un momento en el que se produjo un cambio fundamental en la cerámica bajomedieval española, fruto de la nueva mentalidad, ideas y concepción del universo, opuesto a la visión del mundo medieval propuesto por el Renacimiento.

«Las nuevas ideas supusieron la eliminación del ajuar doméstico y tanto Talavera de la Reina como Puente del Arzobispo inundaron la decoración de las casas y palacios de España», ha ensalzado la viceconsejera de Cultura, que ha recordado que «la manera de hacer» la loza en ambas localidades fue merecedora de la declaración de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco.