scorecardresearch

La colección de bastones de Mondas ya tiene lugar definitivo

L.M.F.
-

La vitrina con los símbolos cerámicos de la fiesta talaverana se expone en la antesala de Alcaldía, en el Ayuntamiento. Tiene 28 bastones y espacio para los de próximos años

La colección de bastones de Mondas ya tiene lugar definitivo - Foto: L.G.C.

e han convertido en uno de los símbolos principales de la reconocida fiesta de Las Mondas de Talavera y por ello, ya tienen un  sitio especial en el Ayuntamiento. Los bastones de Mondas, protagonistas del intercambio que la alcaldesa, Tita García Élez, realiza en la Basílica delPrado con los alcaldes de las antiguas Tierras de Talavera en el día grande de la fiesta, son historia viva de la ciudad recogida en sus empuñaduras cerámicas.

Dada su importancia, el Gobierno talaverano ha querido concederles un espacio singular para su exposición y disfrute de los ciudadanos, en una vitrina perfectamente acondicionada en la antesala de Alcaldía, en la segunda planta del Ayuntamiento.

La colección está compuesta por 28 bastones, identificados con una placa cerámica en la que figura su año y el taller autor de la empuñadura. El bastón más antiguo que aparece en esta muestra data de 1995, aunque comenzaron a elaborarse en el año 1989, si bien en estos primeros años siempre se hicieron con el mismo patrón basado en el escudo talaverano.

Por ello, como explicó la alcaldesa en su presentación, tan solo se han incluido los cinco últimos cinco ejemplares que se elaboraron siguiendo este esquema, que cambió ya en el año 2000.

Fue entonces cuando, a iniciativa de la periodista María Ángeles Santos y el entonces concejal de Cultura y actual concejal de Promoción Cultural, Carlos Gil, se decidió renovar la pieza, cambiando la temática y estética cada año. Así se hizo desde el año 2013, fecha a partir de la cual se puso en marcha también un certamen para que los ceramistas y talleres pudieran participar de forma abierta en el concurso para elegir el bastón conmemorativo de Mondas, algo que se mantiene hasta la fecha. Desde entonces, se han recogido temas como el Centenario de la Batalla de Talavera, el IV Centenario del Quijote o el reconocimiento de las técnicas artesanales de la cerámica por la Unesco.

Se trata de una colección «viva y abierta», dijo García Élez, ya que irá incorporando los nuevos ejemplares cada año.

Estos bastones son «mucho más que una pieza de cerámica» y suponen una «muestra de historia, cultura y tradición» reflejando la «maestría, creatividad y excelencia artesana» de los ceramistas que han participado en su diseño cada año.