scorecardresearch

La instalación de sensores monitorizará los contenedores

L.G.Colao
-

Los nuevos dispositivos avisarán del nivel de llenado y de las alteraciones que se registren en los contenedores de envases y de papel

La instalación de sensores monitorizará los contenedores - Foto: Manu Reino

El Ayuntamiento de Talavera y dentro de él la concejalía de Política Medioambiental Sostenible dará un paso más en la digitalización y modernización del servicio de recogida de residuos. Lo hará con la instalación de sensores volumétricos en los contenedores de recogida selectiva, lo que ofrecerá diferentes ventajas para «optimizar los recursos y mejorar el servicio».

El concejal del área, Sergio de la Llave, indica que serán 800 sensores para los contenedores de mayor demanda, 400 de ellos en recipientes de envases ligeros y los 400 restantes en papel y cartón, que permitirán a conocer en tiempo real y mediante sistema remoto no solo el porcentaje de llenado del contenedor, sino la temperatura del mismo, posibles incendios en su interior o movimientos bruscos fruto de actos vandálicos, entre otras cosas.

Estos dispositivos sensorizados, que no se verán desde el exterior, permitirán calcular el nivel de llenado de los contenedores, a través de un haz de ultrasonidos que mide la distancia comprendida entre la cima del residuo y la altura máxima del recipiente, lo que ayudará a modificar la ruta del servicio de recogida si no está completo o, por el contrario, pasar en más ocasiones por determinadas zonas cuyos recipientes estén llenos antes de lo habitual. Con esto, las rutas podrían desarrollarse «a demanda».

Toda esta información se envía a un servidor remoto, permitiendo que el gestor del servicio conozca en tiempo real el estado de todos los contenedores. Se trata, indica el concejal a La Tribuna, de «hacer uso de los sistemas de información geográfica, con contenedores georreferenciados en una plataforma y poder hacer ese seguimiento directo» de cada recipiente.

Con ello, se evitará que en muchas ocasiones se recojan contenedores vacíos y se pasen por alto otros llenos, ocasionando sobrecostes de limpieza y ofreciendo un mal servicio al ciudadano.

Es una nueva optimización dentro de las 'smart city' hacia las que camina Talavera. Se trata de un concepto que define un nuevo modelo de ciudad, conectando las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) con el bienestar, la sostenibilidad y la competitividad. Este es un ejemplo de que las nuevas tecnologías pueden ayudar a los responsables técnicos a realizar una gestión óptima de los servicios, en este caso conociendo en tiempo real el estado de los contenedores de la vía pública.

licitación. El suministro e instalación de 800 sensores volumétricos en contenedores de recogida de residuos en Talavera, así como la implantación del software de gestión y comunicaciones necesarios sale a licitación por 206.707 euros, y se ubicarán una vez finalizada la instalación de las diferentes fases de contenedores de recogida de carga lateral, que continuará en los próximos meses.

El proyecto para dotar de sensores volumétricos estará cofinanciado por los fondos europeos ITI (Inversión Territorial Integrada) en un 80 por ciento, y corresponde a remanentes de bajas de otras adjudicaciones dentro del Servicio de Medio Ambiente que con esto «no se pierden y se utilizan de forma responsable», indica De la Llave.

Para el concejal de Política Medioambiental Sostenible, digitalizar y modernizar determinados servicios «es un reto que la ciudad tiene que asumir». Hacerlo en 800 contenedores es «un inicio más que significativo», añadió.

dispositivos. Los sensores estarán dotados de una envolvente con propiedades retardantes que permitirá la sujeción al contenedor mediante tornillería o remache, evitando así su caída durante el proceso de recogida y minimizando el tiempo para su instalación. Estará diseñado para soportar las condiciones del entorno donde finalmente será instalado.

Contará con una antena interna y/o externa de comunicaciones, una batería y un diseño que permita la instalación sencilla en el contenedor además de contar con medidas anti-vandálicas.

El sensor permitirá la configuración de distintas alarmas, por inclinación del recipiente, volcado y temperatura. En el momento en que el sensor detecte una alerta de movimiento, enviará directamente al sistema de información acerca del contenedor para determinar si el movimiento ha sido debido a una recogida del contenedor o se ha quedado volcado por acto vandálico u otra causa.