scorecardresearch

El Desafío Inmortales se acerca a Toledo

J. M. Loeches
-

Jorge Martín, Juan Luis Peña, David Aceituno y Efrén Gómez han completado ya siete de los diez triatlones con los que pretenden colaborar con la asociación ADEMTO

El Desafío Inmortales se acerca a Toledo

Nadar, dar pedales y correr. Así durante diez días. Jorge Martín, Juan Luis Peña y David Aceituno se propusieron realizar diez triatlones en diez días para dar visibilidad a la enfermedad neurodegenerativa que sufre su amigo Efrén Gómez, que también les ha acompañado en el sector de natación con su piragua.

Han llamado al reto Desafío Inmortales y, aunque el primer objetivo era recaudar 12.000 euros para la compra de maquinaria (Kinesis Personal Heritage) que ayude a estos pacientes de la Asociación de Esclerosis Múltiples de Toledo (ADEMTO), la cifra va ya por los 12.400. La iniciativa ha sido todo un éxito.

Este domingo van a llegar a Toledo, lugar del último triatlón, pero antes han recorrido ya siete ciudades españolas: Valencia, Barcelona, Zaragoza, Vitoria, Santander, Oviedo y León. En casi todas han contado con la colaboración de varios clubes de triatlón y otros deportistas, que han acompañado a los toledanos en alguno de los sectores del triatlón.

El Desafío Inmortales se acerca a ToledoEl Desafío Inmortales se acerca a ToledoPero todavía quedan Madrid y Toledo, los platos fuertes, sobre todo el de la Ciudad Imperial, donde serán recibidos por amigos y compañeros en lo que será una fiesta de la solidaridad. Pero el equipo del Desafío Inmortales no solo lo componen las personas visibles sino un equipo de tres personas más que les echan una mano con la logística y el traslado de todo el material.

La idea surgió viendo otros desafíos solidarios parecidos. Como Jorge, Juan Luis y David son practicantes del triatlón, pensaron en esta modalidad de media distancia. Además, Efrén practica piragüismo adaptado, por lo que optaron por este reto, con el objetivo de que su amigo también pudiera colaborar con ellos de una manera activa. En total, son 1.900 metros de natación, 90 kilómetros de bicicleta y 21 kilómetros de carrera a pie. Todo multiplicado por diez. Unas seis horas cada día. 60 en total. Todo por la ataxia cerebelosa.