scorecardresearch

Las asociaciones piden un mayor control del horario de cierre

Lola Morán Fdez.
-

Consideran que, con esta medida, se podría flexibilizar la normativa que regula la instalación de discotecas, en especial en el Casco, ante el anuncio de una nueva ordenanza con este fin

El Ayuntamiento ha anunciado que se va a elaborar una nueva ordenanza para regular el establecimiento de discotecas en el Conjunto Histórico. - Foto: Reviejo

Las asociaciones de hostelería reclaman una mayor vigilancia policial del horario de cierre de los locales atendiendo al tipo de licencia para poder flexibilizar la normativa que regula el establecimiento de discotecas en la ciudad y, en concreto, en la zona del Casco. Ante el anuncio por parte de la alcaldesa de Talavera, Tita García Élez, de una nueva ordenanza para regular el establecimiento de discotecas en la zona de Conjunto Histórico, desde la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Toledo, su representante en Talavera, Valentín Moreno, expuso que desde el colectivo se lleva demandando esta cuestión desde «hace mucho tiempo» al considerar que «lo que no puede ser es que la normativa» al respecto «solo permita una discoteca cada 200 metros».

De hecho, la asociación ya pidió en 2017 que se eliminara esta distancia para implantar actividades recreativas de tipo tres (que se refiere fundamentalmente a discotecas que tienen un horario de cierre más amplio que bares y cafeterías). Esta medida, que fue desestimada por el Ayuntamiento, se planteó ante la proliferación de locales de ocio en el Casco histórico y por el interés en instalar discotecas en esta zona. 

Así, desde la asociación provincial abogan por que la nueva ordenanza sea «más flexible» en ese aspecto, si bien Moreno recalcó que ha de garantizar el derecho al descanso de los vecinos, «que son los primeros y principales». Proponen así hacerlo «desde el respeto, la educación y un parámetro y una normativa como la que tiene que haber», que permita implantar en el Casco más locales de este tipo, algo «bueno, porque generan puestos de trabajo y actividad directa e indirecta», pero hacerlo «cumpliendo la normativa» y, en caso contrario, «cerrarlo».

En esta misma línea se pronunció el vicepresidente de la Asociación de Hosteleros de Talavera, Domingo Martín, quien abogó en esta línea por que haya un mayor control policial para vigilar que se respetan horarios de apertura, atendiendo a las licencias que tengan los locales.

«Las normativas son para todos y lo que se debe hacer es cumplir las normativas», recalcó Martín, quien abogó en cualquier caso que en el proceso de elaboración de esta nueva ordenanza se cuente con el sector para que haya un «consenso», como ha hecho ya, contando con las asociaciones de hostelería «para regular un poco las normativas de las terrazas».

Martín reconoció que, en lo que respecta al Casco histórico, se da una problemática «que muchas veces no tienen los locales», sino «la vigilancia de las calles, porque los locales cierran a sus horas» y, en caso de no hacerlo, son «multados». Así, instó a que se controlen bien los horarios porque «se están incumpliendo y eso afecta luego a todos, a la mal convivencia entre vecinos y hosteleros», algo que «perjudica al sector en general».

Asimismo, remarcó que, cuando cierran los locales, «el botellón se sigue generando» y «sigue habiendo destrozos y ruido», pese a lo cual «el primer foco de pantalla es la hostelería» cuando son «los principales perjudicados».

«Lo que hay que buscar es una convivencia entre vecinos y sobre todo el Casco viejo, en el sentido de hacer una normativa en colaboración y consenso con todas las partes», subrayó Domingo Martín.