scorecardresearch

Suspendido el juicio contra un anciano de 95 años

J.M.
-

La Audiencia Provincial ha aplazado la vista oral tras la petición de una valoración médica del acusado, al que la Fiscalía pide la prisión permanente revisable

Fachada de la Audiencia Provincial de Toledo

La Audiencia Provincial tenía previsto celebrar desde el próximo día 17 de enero un juicio con jurado popular contra un acusado de 95 años, a quien la Fiscalía Provincial pide en el escrito provisional de calificación la prisión permanente revisable por el delito de asesinato de su esposa en Mazarambroz en el año 2018. Sin embargo, la petición de una valoración médica solicitada por las partes ha motivado el aplazamiento de la vista oral, según ha informado hoy a este diario el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha. De momento, no hay señalamiento.

Según el escrito de acusación, el procesado, H. G. L., vivía desde hacía dos años en una habitación de una residencia de Mazarambroz junto con su esposa, a quien habían diagnosticado en junio de 2017 un deterioro cognitivo con probable enfermedad de Alzheimer y demencia de moderada a severa. Y necesitaba ayuda para vestirse y comer; se desplazaba sola pero con dificultad, por lo que requería de la ayuda de otra persona.

Según la Fiscalía Provincial de Toledo, el 28 de enero de 2018 a las 21 horas, el acusado, que se encontraba en la habitación de la residencia a solas con ella, inyectó con una jeringuilla a su esposa, que estaba en la cama, una mezcla de metamizol y detomidina mediante cuatro punciones en el brazo derecho, tres en el izquierdo, dos en la pierna izquierda y una en el tórax. A continuación, obligó a la mujer, con quien llevaba casado 63 años, a beber una mezcla de ambas sustancias, que previamente había preparado en un vaso de plástico.

La administración de las sustancias (la detomidina es un preparado de uso veterinario indicado para la sedación y analgesia de caballos y ovinos; y el metamizol es un fármaco analgésico) desencadenó una intoxicación medicamentosa que causó la muerte de la víctima por parada cardiorrespiratoria.

La Fiscalía aprecia que el acusado, sin antecedentes penales, conocía los efectos de los fármacos por su antigua profesión de herrador y señala que los 63 años de matrimonio conllevaban una plena confianza de la mujer en su marido, por lo que no podía esperar que le causara la muerte.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Orgaz acordó cinco días después, el 2 de febrero de 2018, la prisión provisional, comunicada y sin fianza del acusado y se mantuvo hasta el 25 de mayo de 2018, fecha en que H. G. L. quedó en situación de libertad provisional, previa prestación de fianza.

La Fiscalía Provincial considera los hechos como constitutivos de un delito de asesinato con alevosía, siendo la víctima especialmente vulnerable por su edad, enfermedad y discapacidad. Además, aprecia la circunstancia agravante de parentesco. Por ello, pide la prisión permanente revisable (supone una condena mínima de 25 años de cárcel) contra el acusado.

Las pruebas testificales incluirán a agentes de la Guardia Civil y a personal sanitario de la residencia de Mazarambroz, así como a una especialista de psiquiatría del Complejo Hospitalario de Toledo.