scorecardresearch

Seis meses más para saber si el AVE transcurrirá soterrado

L.G.C. /L.T.
-

El aplazamiento del Ministerio para resolver las alegaciones del tramo de AVE Madrid-Oropesa vuelve a retrasar decisiones vitales para Talavera como la situación del tramo urbano.

Seis meses más para saber si el AVE transcurrirá soterrado - Foto: Manu Reino

El presente y el  futuro de la Alta Velocidad Madrid-Badajoz seguirá esperando. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha aplazado seis meses más el plazo para resolver las alegaciones presentadas al estudio informativo de la línea ferroviaria de alta velocidad Madrid-Extremadura en su tramo entre la capital y Oropesa, con paso y parada en Talavera.

El aplazamiento para un proyecto que ya tiene retrasos de años no ha gustado a todos. Sí que ha sido celebrado por el contrario por  el consejero de Fomento, Nacho Hernando, porque demuestra, indica, que el Ministerio «escucha a todos».

El retraso aprobado por el Ministerio se dio a conocer el mismo día en que debían publicarse los resultados de las alegaciones, justificando con ello la necesidad de valorarlas en profundidad, principalmente porque algunas son de relevante importancia para el futuro de las ciudades por las que pasa, entre ellas Talavera.

El Ayuntamiento de Talavera de la Reina, formado por todos los grupos municipales de su Corporación, además de otros muchos colectivos, asociaciones y partidos políticos, pidió formalmente al Ministerio de Transportes el soterramiento de la futura línea del tren de alta velocidad Madrid-Extremadura a su paso por la ciudad.

Tras la polémica de unos días entre los grupos por la forma de expresar la alegación, que daba pie al Ministerio a pensar que no había unidad en la ciudad al respecto, la alcaldesa propuso la presentación de una única alegación al Estudio Informativo exigiendo como «irrenunciable» el soterramiento de la misma a su paso por la ciudad, con un texto consensuado. Este pedía que el soterramiento «debe de tenerse en cuenta en cualquiera de las alternativas propuestas», y de acuerdo al modelo de ciudad aprobado en el Plan de Ordenación Municipal en 2010 y en base al futuro desarrollo urbano.

No se pide nada extraordinario, sino que se retome algo que ya se aprobó y recogió en un protocolo firmado en 2007 no solo por  Ayuntamiento, Gobierno regional y ADIF, sino también por el mismo Ministerio al que ahora le cuesta confirmarlo.

De no ser así, estas barreras urbanísticas supondrían no solo un muro que dividiría a la ciudad en dos, sino también efectos acústicos, paisajísticos y visuales por su proximidad con las viviendas, lo que se quiere evitar sí o sí. De aquí surgió el movimiento 'No al Muro' promovido por SOS Talavera, aún con mucha vida.

 Crucial es también otra de las decisiones que debe resolver el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que elegirá finalmente el trazo por el que discurrirá la línea del AVE en su unión con Madrid. El paso y parada por Toledo está más que clara, pero no se ha decidido aún por ninguna de las alternativas propuestas y si la nueva línea tendrá una segunda estación de Alta Velocidad en el Polígono, según reclama el Consistorio toledano.