scorecardresearch

«Rusia empezó la guerra por un exceso de confianza»

J. Monroy
-

El Seminario de Seguridad apunta a que Rusia busca demostrar su superioridad para condicionar a los países de su entorno y que la Unión Europea no da tantas garantías de seguridad como la OTAN

«Rusia empezó la guerra por un exceso de confianza» - Foto: David Pérez

Aunque claramente no contaba con suficientes fuerzas, Rusia comenzó la guerra con Ucrania por «un exceso de confianza». Ahora que la cosa no ha transcurrido como pensaba, el conflicto está encallado en una contrarreloj de Putin por conquistar y afianzar territorios y de Ucrania por conseguir más ayuda internacional y contraatacar. De esta forma, ninguna de las partes quiere negociar, y el conflicto se mantendrá así, por lo menos, hasta el otoño. Esta es la conclusión final del análisis que ha desarrollado en el Seminario de Defensa el coronel José Luis Calvo, director jefe de la División de Coordinación y Estudios de Seguridad y Defensa, sobre la evolución de la fuerza militar rusa desde la desaparición de la URSS.

Calvo hizo un recorrido desde la caída soviética, que dejó unas «fuerzas armadas desastrosas» a la presunta recuperación. Hoy parecen fuerzas más organizadas, aunque la inversión es poca para el número de soldados y el gasto atómico. Ante estas circunstancias, Rusia opta por lo que llama «guerra asimétrica» basada el la desinformación, ataques cibernéticos y la energía.

En el Seminario se analizó el objetivo de Rusia de demostrar su superioridad para condicionar a sus países vecinos. La directora del Centro de Estudios para Rusia, Europa y Asia, Theresa Fallon, analizó la importancia de la energía, el papel de China y la posibilidad de paz por territorios. Por su parte, Nuno Pinheiro, ex director de Política de Defensa de Portugal, mostró su convicción de que Ucrania no encontraría en la Unión Europa la misma garantía de defensa que en la OTAN, «porque han disuelto esa garantía».