scorecardresearch

Detenido en Talavera por realizar 30 llamadas falsas a Policía

L.T.
-

Comunicaba emergencias como peleas, violencia de género o tráfico de drogas a través de la aplicación móvil Alertcops solicitando la presencia de los agentes y movilizando recursos policiales, perjudicando los servicios de atención al ciudadano.

Detenido en Talavera por realizar 30 llamadas falsas a Policía - Foto: Peña

La Policía Nacional ha detenido en Talavera de la Reina a un joven de 22 años de edad, con antecedentes, como presunto autor de un delito de desordenes públicos tras comprobar que desde el mes de enero de 2022 había efectuado una gran cantidad de llamadas de emergencia que resultaron ser falsas.

Estas alertas que requerían la presencia de los agentes por hechos como peleas, violencia de género, daños, consumo de estupefacientes o problemas vecinales, se venían produciendo desde finales de enero de este año, si bien se habían intensificado durante los meses de junio y julio.

Además, todas ellas fueron notificadas a través de la aplicación para teléfonos móviles Alertcops, y en dieciséis ocasiones incluso se llegaron a movilizar diferentes recursos policiales para atenderlas. Cuando los agentes llegaban al lugar, se encontraban con que el hecho no se había producido o que no existía la dirección indicada.

Teniendo en cuenta que estas falsas emergencias causan un perjuicio al resto de ciudadanos debido a que requieren la movilización de los servicios policiales, se inició una investigación para averiguar la identidad de la persona que se encontraba tras ellas, resultando ser un joven de 22 años de Talavera, con antecedentes por hechos de otra naturaleza, que fue detenido el 5 de julio.

Una vez instruido el atestado policial, el joven ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial, ante quien tendrá que responder como presunto autor de un delito de desórdenes públicos.

La Policía Nacional recuerda que afirmar falsamente, o simular una situación de peligro para la comunidad, o la producción de un siniestro a consecuencia del cual es necesario

prestar auxilio a otro, y con ello provoque la movilización de los servicios de policía, asistencia o salvamento, es un delito.

No se debe bromear con este tipo de hechos, ya que según nuestro Código Penal y en función de su gravedad, podrían ser castigados hasta con penas privativas de libertad (de tres meses y un día, a un año de prisión).