scorecardresearch

Toledo supera los índices turísticos previos a la pandemia

Jaime Galán
-

El mes de septiembre finaliza con un 8,18 % más de pernoctaciones que el mismo mes de 2019. El turismo internacional va recuperándose, pero aún está lejos de cifras pasadas

La calle Comercio es una de las más frecuentadas por los turistas. - Foto: Yolanda Lancha

Aunque falte el cliente estrella, ese turista internacional que sucumbe a los encantos de los productos típicos toledanos, el turismo de esta ciudad puede estar más que satisfecho con los últimos datos del sector publicados por el Instituto Nacional de Estadística. Estos revelan un leve bajón con respecto al mes anterior, quizás al tratarse de agosto por ser el mes propicio para irse de vacaciones, pero recalcan la recuperación del turismo al compararse con los del último mes de septiembre previo a la pandemia. La comparación es aún mayor en este mismo mes durante los años de la crisis sanitaria.

En septiembre del año 2019, Toledo contabilizó 84.998 pernoctaciones, mientras que en el noveno mes de este año han sido 91.953, un 8,18 por ciento más. Como se mencionaba anteriormente, esto muestra un claro indicador de la recuperación del sector. Sin embargo, ahondando en los detalles de estas reservas se puede apreciar que el aumento de las pernoctaciones se debe al turismo nacional, ya que el procedente del extranjero aún presenta cifras inferiores a las fechas previas a la pandemia. Y es que dentro de las reservas registradas en la ciudad de Toledo este último mes, 63.429 pertenecen a personas residentes en España y 28.524 a extranjeros, mientras que en el mismo mes de 2019 las pernoctaciones estaban más repartidas, con 45.005 reservas procedentes del territorio nacional y 39.993 internacionales. Esto deja un aumento del  8,18 por ciento en reservas totales, pero aún un 28,68 por ciento menos de reservas internacionales a los establecimientos hoteleros o alojamientos locales.

En cuanto a viajeros, los que no hicieron noche en la ciudad, la recuperación es menor. Sigue siendo positiva en cuanto a que se supera al último mes de septiembre previo a la pandemia en un 0,22 por ciento, pero el número de visitantes internacionales es aún menor,  con un contraste de un 34, 78 por ciento menos que en esa época de 2019.

Estos datos que se relacionan con la recuperación son aún más significativos al ser comparados con los de los últimos dos años. 2020 fue el año más afectado por la crisis sanitaria en todos los sentidos, por lo que el aumento es notoriamente excesivo, mientras que en el año 2021 fueron mejorando estas cifras a excepción del viajero internacional, aún con restricciones de movilidad. Expresado esto con cifras, las pernoctaciones han aumentado en Toledo un 257,88 por ciento con respecto a septiembre del año 2020 y un 31,75 por ciento en el mismo mes del año pasado. Asimismo, estos porcentajes son mucho mayores al meter en la ecuación las reservas o visitantes del extranjero.

Y es que, en cuanto a viajeros, en 2020 solo vinieron 2.203 personas por los 14.922 actuales, es decir, que en septiembre llegaron un 565 por ciento más de visitantes extranjeros que en el año de la pandemia. En 2021 ese aumento ya no es de tales dimensiones, pero no deja de registrarse un aumento del 71 por ciento en un año de diferencia. A modo de curiosidad el mayor porcentaje de incremento se da en las pernoctaciones procedentes del extranjero comparando septiembre de 2020 con el mismo mes de este año, reflejando un aumento del 789 por ciento.

Tras lo expuesto, se imponen las buenas lecturas al resultado del turismo internacional, pero también hay otro dato negativo. Es el que compara los datos de un mes para otro. De agosto a septiembre han bajado las reservas un 3,45 por ciento, mientras que los viajeros han descendido un 4,76 por ciento. En este sentido, el único dato favorable de un mes a otro e se da, paradójicamente, en el turismo internacional, con un 5,89 por ciento más de reservas extranjeras que en el mes veraniego.

En líneas generales, el turismo toledano empieza a consolidarse en sus cifras habituales, a falta del empujón definitivo que tiene que verse con el turismo internacional.