scorecardresearch

«Cantar y componer me hace bien, vuelco lo que vivo y siento»

M.G
-

La cantante albaceteña presenta nuevo disco 'Matriz', un trabajo con un sello muy personal que profundiza en sus raíces musicales y en el folclore de muchos rincones. Rozalén lanza "su capricho" en el décimo aniversario de su trayectoria musical

Rozalén presenta ‘Matriz’, su nuevo disco. - Foto: Ana Becerra

Rozalén no para estos días. Acaba de regresar de la gira por Latinoamérica y hace unos días estrenó en Toledo 'Matriz', su disco más personal, «un capricho», como ella misma dice con esa gracia con la que suele expresarse cuando se siente a gusto.  Es la segunda vez que hablamos, esta vez por teléfono, y como dice el refrán, no habrá dos sin tres, pero a la próxima un poco más 'tranquilicas', como diría ella seguro. El trato está hecho, así que habrá que poner fecha y no se irá mucho en el calendario porque aunque quiere parar un poco para descansar, el gusanillo de componer y cantar no le dejará tomarse un gran respiro. 

Rozalén rebusca en sus raíces, en su Albacete del alma, para contar, para seguir haciendo poesía 'bonita' en sus letras. Pero no se conforma con su tierra y busca y rebusca en otras tierras, en otras lenguas, con otras miradas y costumbres, todo un regalo al cumplir diez años en el panorama musical. 

No paras un minuto, Rozalén. Acabas la gira por Latinoamérica, días más tarde lanzas 'Matriz', el nuevo disco, y vuelta a los conciertos. Y eso que llevas tiempo diciendo que vas a parar un poco.

Estoy a tope, pero tengo claro que voy a hacer un parón. Sacamos el disco, hacemos conciertos en cinco ciudades en diciembre y después toca descansar. Aun así, descanso de esa manera, sacando un disco por el décimo aniversario de mi trayectoria musical que tiene que ver con el folclore, mis raíces y es una manera de dar las gracias a la gente que nos ha ido siguiendo todos estos años porque hay guiños a un montón de rincones del país.

Y si la gente se queda con ganas de más de cinco conciertos por la presentación de este disco, ¿habrá más o tocará esperar?

(Risas) Tendrá que esperar, sí. Ahora, como ha terminado la gira, lo natural era descansar un poquico y empezar a componer para uno nuevo, pero me surgió 'Matriz' porque me apetecía mucho hacer algo tan especial en este momento.

¿Se tiene que llevar una buena trayectoria, en tu caso diez años, para poder sacar un disco con un sello tan personal?

Supongo que sí, aunque también se puede hacer en cualquier momento. Tenía ganas de hacer algo tan orgánico y honesto porque es lo que llevo haciendo desde los siete años. Supongo que me hacía falta una excusa y ha llegado con el décimo aniversario. He contado con el apoyo de un montón de artistas que llevan haciendo folclore mucho tiempo, como Tanxugueiras, Silvia Pérez Cruz, Rodrigo Cuevas, muchos maestros, rondas… 

Evidentemente, hay mucho de mi tierra, pero también me he atrevido desde el respeto y desde el cariño a meterme en la cultura, en las distintas lenguas y en la historia de tantos rincones.

Y cuando surge de esta manera, ¿te sientas a pensar en la forma de encontrar el equilibro adecuado para que el folclore pueda tener mercado musical?

Hay canciones muy orgánicas, pero también hay elementos electrónicos, por ejemplo, en todo el disco. Lo que queríamos hacer era un homenaje a la tradición y al folclore, con lo que ha sido fácil y hermosísimo al mismo tiempo. Una vez que te pones a investigar un poquito terminas descubriendo joyas absolutas. Y ha sido muy especial. Eso sí, menudo verano me he tirado porque lo grabamos durante la gira 'El árbol y el bosque', en los días de descanso. He grabado en hoteles, donde me ponían unos colchones contra la pared… 

En el Festival Leturalma aproveché y me fui a grabar los interludios, que son trocitos pequeños de canciones que he grabado en el cementerio, en la tumba de mi padre y de mis abuelos. Ha sido una gozada para mí porque me ha servido en mi proceso de duelo, algo hermosísimo y un trabajo tremendo de mucha gente. Pero está claro que cuando haces lo que realmente quieres y sientes que quieres hacer sale bien y tengo muchas ganas de que todo el mundo lo escuche.

El disco 'Matriz' tiene 21 canciones y una de ellas dedicada a Albacete, ¿un homenaje 100% a tu tierra?

Sí. Es la canción que hice para el pregón. Ya sabía la gente que la jota que hice estaría en el disco. Y han grabado un montón de músicos de Albacete, entre ellos, mi profesor de música, que es el que ha grabado todas las bandurrias.

¿Vas a poner de moda la jota?

Risas. No lo sé, ya me gustaría. 

Desde hace tiempo el Gobierno de Castilla-La Mancha está volcado en hacer campaña para que la Unesco declare la jota Patrimonio Cultural Inmaterial. ¿'Matriz' aporta un granito más? 

Sí, claro. Pero también es cierto que mucha gente está haciendo folclore, sólo hay que mirar los colaboradores del disco: Tanxugueiras, Rodrigo Cuevas, Collado, de Tarancón, los hermanos Cubero… Hay tanta gente que está haciendo folclore que está más de moda de lo que se piensa.

En este disco te has atrevido con el gallego, el euskera y el catalán también. Y lo más difícil habrá sido el euskera aunque no sea la primera  vez que cantas en esta lengua.

Sí, por la raíz, que es diferente. Todo es distinto, pero me motiva muchísimo y ha supuesto un reto. También cantar en todos estos idiomas me ayuda a aprender más, a investigar y a estudiar mucho para respetarlos lo máximo posible. 

¡Y cómo se lo has puesto de complicado a Beatriz, que interpreta el lenguaje de signos, con tanto idioma! 

(Risas)… Bueno. Aunque como ella hace lengua de signos española, tradujo las canciones para interpretarlas y listo.

Has ofrecido un adelanto de este disco con la canción 'Amor del Bo', con Silvia Pérez Cruz, y el fandango 'Te quiero porque te quiero' con Rodrigo Cuevas, y están pegando muy fuerte. ¿Te esperabas que funcionaran tan bien? 

No sabía. Me da la sensación de que los medios de comunicación están incluso más volcados que con otros proyectos míos. También entiendo que cuando todo va enfocado a otra cosa, a la música urbana, el trap y lo ligero, algo como 'Matriz' llama la atención. Y eso me da mucho gustico, como no.

¿Cómo llevas eso de la proyección mediática? Hace unos días te escuchamos decir en 'El Hormiguero' que habías ido a grabar a la tumba de tu padre y de tus abuelos y al día siguiente todos los medios se hicieron eco con un montón de titulares sobre ello.

Bueno, hay cosas que son más difíciles, pero en realidad es una suerte que la gente se interese por lo que diga o lo que haga, aunque a veces se pueda criticar sin motivo. La mayor parte de las veces son cosas muy bonitas y amorosas, así que me quiero quedar con ello. Lo malo sería que no diera que hablar y si mi presencia da que hablar es bueno y siempre lo agradeceré.

¿Y qué sientes cuando se dice que eres la cantante del buen rollo?

Eso está muy bien también. Cuando realmente lo pienso, me sorprende porque, a veces, hablo de cosas muy duras, como lo de ir a grabar a la tumba de mi padre, por ejemplo. Así que el hecho de que la gente vea optimismo por encima de todo me gusta mucho porque soy eso, paso de la risa al llanto todo el rato. Al fin y al cabo, la vida también es eso, así que no quiero que me quiten esa etiqueta nunca. 

No paras de lanzar canciones. Hace menos de dos meses salió a la luz 'En los márgenes', el tema central de la banda sonora de la ópera prima de Juan Diego Botto, una canción que es pura poesía social. ¿Cómo surgió?

Es muy fuerte lo de participar en una película de Juan Diego Botto y Penélope Cruz, la verdad. Tengo la suerte de poder decir que Juan Diego Botto y Olga Rodríguez -su pareja- son amigos, me cuidan muchísimo, y con Botto he hecho muchas cosas. Era su primera película como director y él y Penélope Cruz me pillaron por banda y me dijeron que la tenía que hacer yo por mi sensibilidad con el tema. Y me la pidieron en julio para anteayer

Era muy importante para mí porque el tema era muy sensible y yo quería estar a a la altura de la película y del talentazo que tienen, también al lado de la Asociación de Desahucios Fueron muchas noches sin dormir trabajando mucho, estoy muy orgullosa del resultado y ojalá mucha gente vea la película y escuche la canción, cuánta más mejor porque el arte y la cultura son un medio muy amable para lanzar mensajes tan fuertes. 

Y casa muy bien con esta época de crisis social y económica que tenemos encima.

Sí. Por desgracia, tal y como están las cosas y como pintan que van a ser, a lo mejor hay mucha gente que escucha la canción y puede que dentro de poco se vea en esa misma situación.

¿Te ves con otro Goya por esta canción?

A ver, ojalá y nominen a la película, con eso me quedaría ya supercontenta. Lo que más me gusta es que la gente escuche esta canción, así que si no me nominan yo ya estoy contenta. Están ahí Joaquín Sabina y Leyva con una canción brutal y hay muchos compañeros que lo merecen. Me atrevo a decir que este año es el año de Joaquín Sabina por todo, no puedo amarlo más y la película documental sobre él es muy fuerte. Ojalá nos nominen, pero pongo la mano en el fuego y creo que se lo va a llevar Joaquín Sabina.

¿Te ves el día de mañana con un documental sobre tu vida como el de Sabina?

Uy, ¿te imaginas?  (Risas). Si me hacen un documental cuando sea más mayorcita significará que mi vida ha sido potente o que quieren verla de otra manera. No me lo imagino ni me lo planteo, la verdad.

Poca gente sabe que estudiaste Psicología y has trabajado de ello. ¿Es quizá uno de los motivos por los que tus canciones son tan terapéuticas?

Sí, la música para mí es mi vía de escape. Escribir, cantar y hacer canciones me hace bien porque vuelco todo lo que vivo y lo que siento. Lo bonito de esto es que como todos somos la misma cosa lo que a mí me sirve también le sirve a mucha gente. Que nunca me falte.

Llevas mucho tiempo componiendo y cantando canciones con un gran transfondo social, como ocurrió con 'La puerta violeta' o ahora con 'En los márgenes', entre otras. ¿Te da vértigo que se te pueda encasillar como una cantante de causas sociales?

Me lo dicen mucho ya y no me parece mal. Pero supongo que también hay momentos para todo. No solo tengo canciones sociales, también otras muchas divertidas y para olvidar las cosas. Pero como vivimos en un mundo en el que te encasillan todo el rato y te critican… pero no me parece mal, eso sí me da una gran responsabilidad cuando lo escucho. Pero quizá algún día haga un disco que no diga nada y no pasaría nada. 

¿Le cantarás a las mujeres iraníes con todo lo que están sufriendo?

Debería, ¿no? Es muy fuerte lo que les está pasando. Desgraciadamente, hay demasiadas cosas por las que hay que cantar ahora.

Y tu faceta como compositora para otros artistas, ¿la retomarás o la aparcarás de momento?

Ni lo he pensado. Necesito primero parar y digerir, así que no me ha dado tiempo a pensar lo que quiero hacer. Aun así, las veces que he escrito canciones para otros artistas ha sido por peticiones. Ojalá eso surja de nuevo y para gente bonita.