scorecardresearch

Unos Grizzlies corrosivos abrasan a los Lakers

David Villafranca (EFE)
-

El bloque de Memphis se impone a las individualidades de los de Los Ángeles (108-95) en un duelo en el que los de Tennessee no contaron con Ja Morant y en el que LeBron James anotó su triple-doble número 100 en la NBA

Xavier Tillman Sr. (i) pugna por un balón con LeBron. - Foto: Petre Thomas

Con agresividad, sacrificio y colmillo en cada jugada, los Memphis Grizzlies desintegraron a Los Angeles Lakers (108-95) pese al triple-doble número 100 en la carrera de LeBron James (20 puntos, 10 rebotes y 11 asistencias).

Como un ácido que poco a poco se abre camino en el metal, los Grizzlies desmoralizaron a unos Lakers que nunca igualaron la extrema intensidad de los de Memphis.

Hasta 22 pérdidas de balón acumularon unos Lakers tan descuidados como poco dispuestos a sudar en cada posesión.

James intenta anotar ante la defensa de Steve Adams.James intenta anotar ante la defensa de Steve Adams. - Foto: KAREN PULFER FOCHT

En cambio, los Grizzlies volvieron a lucir con orgullo su rabioso lema "grit and grind" (algo así como "apretar los dientes y triturar"), no dieron ni una jugada por perdida y no dejaron un solo rebote sin pelear.

Con Ja Morant fuera de la cancha (está lesionado y además en el protocolo del coronavirus), los de Memphis recurrieron a Jaren Jackson Jr. (25 puntos y 5 rebotes) y Desmond Bane (23 puntos con 5 triples).

No obstante, lo que brilló sobre todo fue el bloque: los Grizzlies consiguieron 18 robos y ninguno de sus 10 jugadores se fue de la cancha sin anotar.

Jaren Jackson Jr. (i) fue uno de los jugadores más destacados.Jaren Jackson Jr. (i) fue uno de los jugadores más destacados. - Foto: Petre Thomas

El español Santi Aldama no tuvo minutos con los locales.

Por parte de los Lakers, que volvieron a mostrarse como un equipo imprevisible -para bien o para mal-, LeBron James tuvo a Anthony Davis (22 puntos y 8 rebotes) como principal socio en ataque.

Esta victoria consolida a los Grizzlies (15-11) como una de las revelaciones de la temporada (son cuartos en la Conferencia Oeste) y deja de nuevo al conjunto angelino (13-13) con muchos interrogantes por resolver y con su progresión ascendente estancada una vez más.

LeBron James, pese a su buen partido, no fue capaz de llevar a los suyos a la victoria.LeBron James, pese a su buen partido, no fue capaz de llevar a los suyos a la victoria. - Foto: Petre Thomas

 

De más a menos

Nada hacía presagiar que los Lakers iban a desinflarse de tal manera frente a los Grizzlies ya que empezaron con mucha energía y con dos poderosos mates al contraataque de LeBron James y Talen Horton-Tucker (8-14 con 7.32 en el reloj).

James parecía un pulpo con tentáculos en cada rincón de la pista y acabó su gran primer cuarto con 9 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias, un robo y 2 tapones.

Tyus Jones (i) dribla ante Avery Bradley.Tyus Jones (i) dribla ante Avery Bradley. - Foto: Petre Thomas

Carmelo Anthony aportó frescura desde el banquillo, pero los 10 puntos de Desmond Bane para los Grizzlies maquillaron un parcial que había sido claramente de dominio púrpura y oro (25-29).

Sin embargo, la segunda unidad de los Lakers no estuvo a la altura y Jaren Jackson Jr. aprovechó el momento para darle la vuelta al marcador con rapidez (35-39 con 8.39 para el descanso).

Las pérdidas de balón, los errores y las imprecisiones de los Lakers se sucedían sin remedio mientras los Grizzlies se daban cuenta de que por la vía del esfuerzo físico estaba el rumbo hacia la victoria.

La defensa de los visitantes también se venía abajo, pero con dos triples de Malik Monk y Russell Westbrook llegaron con vida a la segunda parte (59-53).

Como si hubieran recargado pilas en el vestuario, un parcial de 0-6, con James liderando el asalto, permitió a los Lakers empatar el partido con un mundo por delante (59-59 a falta de 10.20).

Frank Vogel apostó por dos altos -Anthony Davis y Dwight Howard- y el encuentro entró en un terreno de ida y vuelta.

Ahí se hicieron fuertes los Grizzlies enseñando las garras: Steven Adams se creció en la zona, Jackson Jr. anotaba sin parar y Kyle Anderson puso un gran tapón a Davis (85-78).

Los Lakers se enfrentaban a la enésima remontada de la temporada y empezaron el último cuarto de la peor manera encajando un parcial de 9-2 ante unos Grizzlies cada vez más seguros de sí mismos (94-80 con 8.25 para el final).

La ventaja llegó hasta el +16 a falta de 5.30 gracias a la constancia en ataque de Jackson Jr., y a los Lakers, rendidos tras un triple definitivo de Bane, ya solo les quedó tiempo para el premio de consuelo triple-doble número 100 de LeBron.