scorecardresearch

Más de 2.200 personas, en la VII fiesta por la Mujer y la Vida

Redacción
-

El arzobispo de Toledo, don Francisco Cerro Chaves, participó en la Marcha por la Mujer y la Vida donde animó a todos los presentes a defender siempre la vida humana

Más de 2.200 personas, en la VII fiesta por la Mujer y la Vida

Más de 2.200 personas se inscribieron en la VII Fiesta por la Mujer y la Vida que se celebró este sábado, 2 de abril, en el Colegio Diocesano "Nuestra Señora de los Infantes", y que con su inscripción colaboran en la financiación de Proyecto Mater. 

El arzobispo de Toledo, don Francisco Cerro, participó en la Marcha por la Mujer y la Vida, que reunió a más de 1.000 personas, recorriendo algunas de las calles de Toledo para recordar y defender públicamente que la vida es un don de Dios, haciéndose una llamada a la responsabilidad y al compromiso en la defensa de la vida. Don Francisco manifestó que "vale la pena entregar la vida para que otros tengan vida y la tengan en abundancia". 

El vicario episcopal de Laicos, Familia y Vida, don Enrique del Álamo, que invitó a ser "centinelas del Evangelio de la Vida", agradeció a todas las personas, entidades, empresas, delegaciones que han colaborado con que se lleve a cabo esta Fiesta, con la que se pone fin a las actividades que a lo largo del mes de marzo se han realizando en la Archidiócesis de Toledo en defensa de la vida. 

Más de 2.200 personas, en la VII fiesta por la Mujer y la VidaMás de 2.200 personas, en la VII fiesta por la Mujer y la Vida

También dio las gracias al equipo de voluntarios –en torno a 100 personas- que participaron a lo largo del sábado y los días anteriores en esta Fiesta que se lleva preparando desde el mes de septiembre, y que también contó con la participación de 40 embajadores por la vida repartidos en la Archidiócesis de Toledo.

En el manifiesto que fue leído por representantes de entidades provida como Red Madre, Acción Católica de Propagandistas y 40 días por la Vida, se señaló que "el aborto no es una forma de liberación femenina, es la mayor violencia hacia la mujer y por eso las mujeres nunca hemos sido tan esclavas como ahora. España, al legalizar el aborto, se convierte en una nación pobre, en un país que no enseña a amar sino a aplicar la violencia destruyendo la paz. Exigimos a todos los partidos políticos que tomen la determinación de defender al no nacido y no permitir bajo ningún concepto que un niño sea rechazado".

Asimismo se quiso hacer frente a la cultura de la muerte, que lleva a la sociedad, a las familias, a las mujeres y hombres; a situaciones de desesperación, violencia, confusión y mentira.  También se hizo una llamada a la responsabilidad, al compromiso en la defensa de la vida. 

La VII Fiesta por la Mujer y la Vida, con el lema "La vida empieza aquí", dio comienzo en el Colegio Diocesano Nuestra Señora de los Infantes de Toledo, a partir de las 16.30 horas con las carreras infantiles. A las 17.30 h se celebró la Carrera Absoluta (5 km), cronometrada por Evedeport, y a las 17.45 h tuvo lugar la Marcha por la Mujer y la Vida, encabezada por mujeres embarazadas, que estuvieron acompañadas por el arzobispo de Toledo, don Francisco Cerro, y el equipo directivo de Cáritas Diocesana de Toledo.

ARCHIVADO EN: Toledo, Violencia, Aborto, España