En busca de un nuevo hogar

Sara Borondo
-

Un juego de rol y disparos que combina con acierto ideas ya vistas en otras producciones

En busca de un nuevo hogar

La llegada de un buen juego de acción en esta época del año -lejos del frenesí navideño- siempre se agradece, y más si llega con el aval de People Can Fly, el estudio creador de Gears of War Judgment o Bulletstorm, y tiene un cooperativo fuerte.

Outriders se sitúa en un género híbrido que ofrece la profundidad de los juegos de rol y la intensidad de los shooters en un juego tradicional en el sentido de que no está concebido como servicio al que se van incorporando cambios y novedades cada cierto tiempo sino como una campaña completa que está pensada hasta para tres jugadores en modo cooperativo.

En la historia del juego, la Humanidad ha huido de La Tierra ya que el planeta se ha vuelto inhabitable y busca nuevos asentamientos. Una de las naves exploradoras en la que viajan los outriders, la avanzadilla que busca un nuevo hogar, se dirige a Enoch, un planeta que parece adecuado para los humanos, pero nada más llegar una gran tormenta eléctrica llamada La Anomalía deja inconsciente al personaje, que despierta 30 años después para encontrar un mundo en conflicto sin tecnología, habitado por mutantes y dividido en diversas facciones. El jugador deberá explorar el planeta utilizando el convoy como cuartel general para abastecerse y hablar con otros personajes.

Cuando empieza la acción el jugador elige cómo será su personaje de entre cuatro clases: Piromante (con poder sobre el fuego y para curarse), Destructor (para combates cuerpo a cuerpo), Ilusionista (que manipula el espacio y el tiempo y ejerce de tanque) y Tecnomante (flexible y especialista en combate a distancia), cada una de ellas con ocho poderes que el jugador va desbloqueando a medida que se desarrolla la partida y un árbol de estadísticas que se puede reconfigurar. Son clases pensadas para complementarse y que sea una buena experiencia jugando con otros compañeros, ya sean amigos o desconocidos por emparejamiento online.

Aunque existe un sistema de coberturas, no es imprescindible si el personaje tiene la habilidad de curarse, pero sí si no la posee y necesita recuperar parte de la vida (incluso puede que necesite exponerse para matar enemigos y curarse más), por lo que las características que elija el jugador condicionan su manera de experimentar la partida. El rol también está presente en la mejora de las armas y armaduras y el vehículo que conduce el protagonista.

El sistema de habilidades es quizás uno de los principales logros de People Can Fly con un juego que innova poco y tiene elementos que se han visto en otros juegos desde hace tiempo (The Division o Destiny parecen referencias inevitables), pero los sabe integrar bien.

Puede que Outriders no suponga una innovación espectacular en el género y le falte carisma artístico, pero sí muestra que sus creadores conocen el material que tienen entre manos y saben cómo hacer un juego de rol combinado con shooter que le dan profundidad para ofrecer una experiencia divertida en solitario o en multijugador. Está disponible en PS4, PS5, Xbox One X, Xbox Series X|S y PC.