En defensa de nuestros bosques autóctonos

J. Monroy
-

La Asociación ARBA desembarcó hace poco más de un año en Toledo, y ha comenzado a recuperar la Cañada Real Segoviana por Torrijos y efectuar limpiezas por la capital

En defensa de nuestros bosques autóctonos

El paso de Filomena ha dejado más patente todavía la necesidad de tener plantas autóctonas en los medios naturales, dado que son las más resistentes a las condiciones climáticas propias. Son las más adaptadas a las temperaturas altas y bajas. Tras la nevada, especies foráneas  acabaron tronchadas, mientras que las encinas, por ejemplo, han resistido perfectamente. Además, las plantas autóctonas respetan los ecosistemas. La flora es la base de sistema y si se cambian los árboles, cambiará la fauna. No es lo mismo los pájaros de un pinar, que los que se encuentran en un encinar o robledal.

Hace poco más de un año que la Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono (ARBA) llegaba a la provincia de Toledo y en unos meses tan complicados, desde uno antes del confinamiento, ha podido desarrollar actuaciones de repoblación, controlando siempre los aforos y respetando las distancias de seguridad, siempre con grupos cerrados y más pequeños. Su mayor limitación ha estado en la movilidad entre municipios.

ARBA es una Asociación de carácter nacional, creada en 1987, que trabaja a través de grupos locales como el toledano. Su objetivo es recuperar la masa vegetal autóctona de los distintos ecosistemas, ya sean forestales, arbustivos, herbáceos o saladares. Al tiempo, hace un trabajo de divulgación y conocimiento de estos ecosistemas. Sus actuaciones estrella son las reforestaciones y las ‘bellotadas’, que consiste en recoger bellotas y sembrarlas directamente en el campo.

En defensa de nuestros bosques autóctonosEn defensa de nuestros bosques autóctonosDestaca Héctor Jerez, portavoz de la Asociación en Toledo, el que  es hasta el momento el mayor proyecto en la provincia, la renaturalización del tramo de la Cañada Real Segoviana a su paso por Torrijos. Durante los últimos meses, ARBA ha podido desarrollar en la Cañada Real Segoviana actuaciones de ‘bellotadas’, siembra de coscojas y encinas. Además, ha procedido a la limpieza de la Cañada, que hace tiempo se utilizó como vertedero y escombrera de la zona de Torrijos, cuando no había espacios habilitados para ello.

Actuaciones de limpieza. En Toledo capital, apunta Jerez, la Asociación está a la espera de poder actuar en algún espacio, de acuerdo con el Ayuntamiento. De momento, en colaboración Biobarrio, ha abordado la limpieza de un tramo de 500 metros de Vía Tarpeya.

Pero la intención de ARBA es poder actuar, en realidad, en toda la provincia. Con el buen tiempo en realidad es temporada baja para las actuaciones ecológicas. Llegan unos meses de calor y poca lluvia, en los que no se aconseja plantar árboles. De ahí que ARBA se centre a partir de ahora en las recogidas de basura. Hay zonas muy estropeadas en la ciudad. Para Jerez, es «un lastre del pasado, cuando lo que no se quería se tiraba donde menos molestase, donde nadie te viera, el campo». Afortunadamente, ha mejorado la educación medioambiental.

En defensa de nuestros bosques autóctonosEn defensa de nuestros bosques autóctonosJerez anima a los ayuntamientos a que se abran a las actuaciones vecinales y asociativas, que no les van a conllevar coste y sí van a tener una repercusión positiva en sus municipios, en forma de zonas verdes y bosque autóctonos y por que se van a crear lazos de comunidad. «Así que animaría a que dejasen plantar árboles en sus municipios en terrenos comunales», concluye. En asociaciones como ARBA, todos son voluntarios, nadie se lleva dinero por su labor.

Más fotos:

En defensa de nuestros bosques autóctonos
En defensa de nuestros bosques autóctonos
En defensa de nuestros bosques autóctonos
En defensa de nuestros bosques autóctonos
En defensa de nuestros bosques autóctonos
En defensa de nuestros bosques autóctonos