scorecardresearch

La conexión Toledo-Cuenca-Albacete deja «un sabor agridulce»

Jaime Galán
-

El secretario general de CCOO-FSC, Enrique Clavero considera una buena noticia para Toledo la conexión con Cuenca y Albacete, pero lamenta que a su vez «es una faena» para otros municipios, ya que perderán el tren convencional que llega hasta ellos

La conexión Toledo-Cuenca-Albacete deja «un sabor agridulce» - Foto: Víctor Ballesteros

Todo avance en la sociedad deja atrás otros métodos más convencionales. Es el caso de  las nuevas líneas Avant que conectarán Toledo con Cuenca y Albacete. O, al menos, así lo ven desde el sindicato de CCOO-FSC de Renfe en la provincia de Toledo. Su secretario general, Enrique Clavero, considera una noticia muy beneficiosa para la ciudad la aprobación de estas nuevas conexiones, pero no esconde sus lamentos porque una decisión como esta desemboque en el desmantelamiento de la Red Convencional de Tarancón-Utiel. «Nos dan un caramelo por un lado, pero por otro nos quitan la red que vertebra los territorios, la que da el servicio a la ciudadanía de los pueblos. Es una faena», apuntó Clavero.

En cualquier caso, desde el sindicato no quieren restar importancia a estas nuevas conexiones regionales porque, a su juicio, «van a aumentar considerablemente los servicios que tenemos en Toledo», pero destaca ese «sabor agridulce» que le deja el fin de la Red Convencional, lo que considera «un error del Gobierno». Clavero lo argumenta afirmando que «obligará a los vecinos de los pueblos a trasladarse a la capital para poder coger el tren. Le hace un flaco favor a la España Vaciada».

El secretario general de CCOO-FSC considera que retiran esta línea porque «es deficitaria», pero recalca que eso no debería importar cuando se trata de un servicio público. 

En definitiva, Enrique Clavero celebra la nueva conexión de Toledo con dos provincias como Cuenca y Albacete, y desea que «ojalá ocurra pronto lo mismo con Talavera mediante la red de Extremadura y así podamos modernizar el ferrocarril», señaló.