scorecardresearch

Cerámica de Talavera: Presentes con el valor de lo irrepetible

C. S. Jara
-

La artesanía en general y la cerámica de Talavera y Puente del Arzobispo, con su declaración como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, en particular, siempre son una buena opción a la hora de seleccionar los regalos navideños

Cerámica de Talavera: Presentes con el valor de lo irrepetible - Foto: Manu Reino

A la hora de pensar en los regalos de estas fiestas, la artesanía es siempre una buena opción y, entre ella, la cerámica. En los últimos años vive un momento dulce, especialmente desde la declaración, en diciembre de 2019, de los procesos artesanales de elaboración de la cerámica de Talavera de la Reina y Puente del Arzobispo como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. Los talleres de cerámica talaverana siguen trabajando hoy como lo hacían cinco siglos atrás, lo que convierte a sus piezas en únicas y en transmisoras de historia y tradición. Además, su oferta abarcará, seguro, todos los gustos y también todos los bolsillos.

Recientemente se ha puesto en marcha la primera Marca de Garantía de la cerámica talaverana, un distintivo único y de prestigio para la seña de identidad más talaverana, que garantiza su elaboración artesanal, siguiendo los procesos tradicionales. Los talleres van a poder utilizar esta marca en su promoción comercial, en sus piezas y en la comunicación y difusión, como un respaldo de su trabajo y una garantía para los clientes.

Con ese referente añadido como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, la cerámica puede ser una buena opción a la hora de preparar los regalos de Papá Noel o Reyes. Una visita a un alfar tradicional dará muchas opciones para acertar con el presente elegido. La variedad, tanto en formatos de piezas como en motivos de decoración puede hacer difícil la elección. Abundan los objetos decorativos, desde cajas con tapa en decoración cerámica a bandejas o tarros, pasando por las tradicionales jarras de bola. Las piezas de escritorio, con escribanías, tinteros o dietarios; los objetos de uso doméstico como candelabros, espejos o lámparas; y los de mesa, desde vajillas a juegos de café, ofrecen multitud de opciones. Porque una vez seleccionada la pieza deseada, habrá que decidirse por una decoración y aquí la oferta multiplica exponencialmente las opciones. El colorido de las series tricolor, de renacimiento o de las monterías competirá en este apartado con el blanquiazul, característico de Talavera.

Cerámica de Talavera: Presentes con el valor de lo irrepetibleCerámica de Talavera: Presentes con el valor de lo irrepetibleSon muchas opciones, pero a la vez son solo una parte de la oferta de una artesanía tradicional que está en continua renovación. La joyería se ha incorporada también a las posibilidad de la creación cerámica, que no renuncia a las modalidades más clásicas como la heráldica, que se mantiene como uno de los típicos regalos en cerámica.

Dentro de esa renovación se encuentran series completas de piezas creativas confeccionadas en talleres talaveranos, con el concierto de algunos de los diseñadores más conocidos del momento. Talleres como Centro Cerámico Talavera se han especializado en esta modalidad, sin renunciar a la vertiente clásica que se sigue trabajando en sus hornos. La serie de calaveras Vanitas o la diversidad de piezas nacidas de la colaboración con Aitor Saraiba, Abe The Ape o Guille de la Hoz ofrecen diseño, con el inconfundible sello del proceso de la cerámica talaverana.

Entre las muchas posibilidades que ofrece la cerámica se encuentra también la típicamente navideña. Como las placas con reproducciones de escenas clásicas de azulejería, extraídas, por ejemplo, de los zócalos que cubren la Basílica Nuestra Señora del Prado que constituyen, por sus motivos religiosos, un regalo típicamente navideño digno de lucir en el mejor emplazamiento de cualquier hogar.

De reciente creación son las bolas de Navidad diseñadas por Mónica García del Pino en Cerámica Artística San Ginés. Concebidas como un adorno para el árbol, son una síntesis de la tradicional bola con la cerámica talaverana más pura, decoradas a mano una a una por los pintores de este emblemático taller. Una garantía de que cada una es siempre irrepetible.

Diseños clásicos como los de golondrinas, renacimiento o flores, se dan la mano con los dedicados al reno más popular de Papa Noel, Rudolph, o un muñeco de nieve que están presentes en una serie que ofrece quince diseños diferentes, pensados como decoración o también como regalo. Otros alfares se han sumado también a lo que está llamado a convertirse en una tradición más dentro de la cerámica talaverana, esta vez plenamente navideña.

En todo caso, la mayoría de los talleres cuentan con sus propias creaciones y su forma singular de interpretar el arte centenario de la cerámica talaverana. El menú es amplio y la elección puede resultar difícil, pero aunque se pueden adquirir por internet, siempre resulta recomendable visitar los alfares para ponerse al día de las posibilidades y dejarse tentar por las mil y una expresiones de la cerámica.

Sin salir de la comarca talaverana, también se pueden buscar regalos, una gran opción son los bordados de Lagartera, para los que recientemente se ha iniciado el proceso de declaración de Bien de Interés Cultural. Sus especialísimos trabajos son uno de los ejemplos de artesanía pura, que está considerada una sobresaliente manifestación cultural, por el esfuerzo y dedicación puestos en su elaboración. Las labores lagarteranas son un legado de siglos que conserva su esencia y que, además, se ofrece en multitud de servicios doméstico, como mantelerías, juegos de cama o toallas.

El popular damasquino toledano, espadería, forja, alfarería, cuero, piedra, madera o vidrio son otras de las artesanías que los maestros artesanos han modelado a lo largo de los siglos y que se han ido adaptando a las demandas de los tiempos actuales. Un amplio catálogo a incluir en las listas de regalos de estas fechas.