scorecardresearch

Los ciclistas, frente a una comarca minada de caminos ocupados

J.M.
-

El Club de Montaña Pelahustán denuncia la abundancia de vías públicas usurpadas en la Sierra de San Vicente tras cotejar planos de la Junta para la organización de una prueba ciclista

Los ciclistas, frente a una comarca minada de caminos públicos

Ramón Verdugo y sus compañeros del Club de Montaña de Pelahustán se conocen minuciosamente la Sierra de San Vicente. De tanto deporte practicado en ella. Y de organizar igualmente una prueba ciclista cada mayo. Se llama 'Sierra y pedal' y congregó en la última edición a 300 aficionados de la zona. El recorrido gravita por su pueblo: 48 kilómetros por El Real de San Vicente, Castillo de Bayuela, Nuño Gómez, Garciotum y Pelahustán. La selección del itinerario se prepara concienzudamente, con el cotejo de mapas catastrales. Así han descubierto una sombría realidad: la notable ocupación de caminos.

La Junta de Comunidades facilita los documentos de caminos públicos a los organizadores para el diseño del trazado; también se valen del registro del Instituto Cartográfico Nacional. «Es público, pero está ocupado. Hay una infinidad», explica a este diario Ramón Verdugo, el presidente del Club de Montaña de Pelahustán. El colectivo ha alzado la voz en sus canales de difusión contra la asunción de esta ilegalidad endémica.

«Por lo general, son cierres cutres. Somieres de hierro», apunta. No lo añade, pero probablemente estén oxidados de la antigüedad. La ocupación libérrima dificulta la planificación de la carrera por unos cierres que tampoco implican un aprovechamiento. «Es agreste. No se cultiva. La mayoría están cerrados y sin aprovechamiento», resalta. La asociación ha informado en los últimos años a la Junta de Comunidades y al Ayuntamiento de Pelahustán de las usurpaciones.

La dejadez o la incapacidad de los ayuntamientos favorece la permanencia de estas ocupaciones que se extienden por las comarcas de la provincia. Ayuntamientos como Mazarambroz han dado últimamente cobertura legal a la liberación de estos caminos. «Los hay ocupados desde 30 o 40 años», señala Ramón sobre la Sierra de San Vicente, que despunta como opción para la práctica de senderismo. Precisamente, el Club de Montaña de Pelahustán perfila, junto con el Ayuntamiento, un circuito para los aficionados.

bienes de uso local. «La ley deja muy claro que los caminos publicos. 'Son bienes de uso público local», que por su caracter demanial no pueden ser ' ni vendidos, ni embargados, ni pierden su condición por el paso del tiempo'. Conocer y reconocer un problema, es el primer paso para solucionarlo», reflexiona el Club de Montaña de Pelahustán, el último en poner el grito en el cielo por las usurpaciones.

En 2021, nació la Plataforma Caminos Libres - Tierras de Talavera ha  nacido para velar por el acceso libre a los caminos públicos de la comarca talaverana, en la que está incluida la Sierra de Sanj Vicente. El colectivo surgió por el «expolio» al que están siendo sometidos sus habitantes, tal y como subrayaron en la presentación del coletivo talaverano.

Precisamente, el grupo fue creado por un grupo de vecinos de la urbanización 'Serranillos Playa' por la existencia de un camino público en esta zona que pertenece al término municipal de Castillo de Bayuela y se encuentra en una finca particular. «¿Por qué no íbamos a disfrutar todo el mundo de ese derecho, no solo tres o cuatro vecinos que sabíamos que eran caminos públicos?», fue la pregunta que dio origen a la Plataforma Caminos Libres-Tierras de Talavera.