scorecardresearch

Sigue sin identidad un cadáver hallado en Quintanar en 2019

J.M.
-

La Guardia Civil identificó con el ADN al otro cadáver hallado quemado en una casa abandonada

Sigue sin identidad un cadáver hallado en Quintanar en 2019 - Foto: Yolanda Lancha

La Guardia Civil sigue sin dar con la identidad de uno de los dos cadáveres encontrados hace ahora tres años en una casa abandonada de Quintanar de la Orden. Una prueba de ADN permitió meses después del hallazgo poner nombres y apellidos a los restos de la mujer localizada tambíen en el mismo lugar.

De esta manera, los agentes han incorporado el caso a la lista de Personas Desaparecidas y Restos Humanos del Ministerio del Interior, que incluye las denuncias de desaparición y los cuerpos sin identificar que aparecen en territorio español, según confirmaba ayer a este diario la Guardia Civil.

La reseña genética del cuerpo del hombre no dio resultados ni tampoco ha sido reclamado por ningún allegado, por lo que la dificultad de la labor de identificación se ha multiplicado durante estos tres años.

El descubrimiento de los restos óseos pertenecientes a dos cuerpos ocurrió el 5 de noviembre de 2019, y desde un principio, apuntaba a una larga investigación para dar con la identidad de los individuos, que según los primeros exámenes forenses no presentaban signos de violencia. Tampoco había indicios de criminalidad en el lugar del hallazgo, como ya informó este diario.

Los restos óseos fueron encontrados en el interior de una vivienda abandonada de una promoción fallida a las afueras de Quintanar de la Orden, cuando una persona accedió a este inmueble que, según detalló entonces el Ayuntamiento manchego, frecuentan los vagabundos.

La investigación de la Guardia Civil, iniciada a instancias del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Quintanar de la Orden, permitió la identificación mediante una prueba de ADN de la identidad de la mujer.

Al principio, fue localizado un cráneo, y posteriormente, los agentes de la Policía Local descubrieron un segundo cuerpo entre la basura acumulada en la vivienda abandonada, que lleva así desde hace unos 10 años. Los restos se encontraban parcialmente quemados en la planta baja de este inmueble.

El edificio no presentaba evidencia alguna exterior de señales de fuego, aunque sí en la estancia en la que fueron encontrados los huesos. En un principio, no había constancia de que hubiera ocurrido un incendio en el inmueble en estos años.

restos humanos. La incorporación a la base de datos del Ministerio del Interior de estos restos humanos supone figurar en una larga lista de 4.349 expedientes de cadáveres y restos humanos registrados. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han identificado 897 de ellos y permanecen otros 3.236 sin nombre y apellidos.

En 2021, hubo un importante aumento del número de cadáveres localizados: 226 expedientes registrados. En 2020, fueron incorporados 122 hallazgos.