scorecardresearch

Se buscan voluntarios para salvar a los pollos de vencejo

J. Monroy
-

La ola temprana de calor ha hecho que muchos pollos caigan de su nido y están condenados a morir si no tienen ayuda. Toledo ha perdido el 40% de su población de esta especie en peligro

La Red de Vencejos de Toledo lanza un SOS a la población toledana en busca de ayuda para salvar a esta población en peligro, de la que la ciudad ha perdido un 40 por ciento de sus individuos durante los últimos años. Para colmo, la temprana ola de calor ha provocado que muchos pollos caigan de sus nidos, lo que es una muerte segura, si no tienen ayuda humana.

La mala noticia es que, al contrario que otras especies, los vencejos adultos no saben proteger a los jóvenes que se caen del nido, por lo que en principio estos pollos estarían condenados a muerte. La buena noticia es que, al contrario que otras aves, los pequeños vencejos sí sobreviven si reciben la ayuda humana. No reciben impronta, como los aviones o golondrinas, a las que tiene que atender un veterinario, por lo que a lo sumo en cinco semanas, pueden recuperar su vida salvaje junto a un grupo de su especie. Pero tienen que recibir, claro está, la ayuda adecuada.

Para ello nació en Toledo hace tres años la Red de Vencejos de Toledo, coordinada por la asociación naturalista Esparvel, en colaboración con la Facultad de Ciencias Ambientales y Bioquímica de la UCLM. Cuenta con la supervisión técnica del CERI (Centro de Estudios de Rapaces Ibéricas) y los Agentes Medioambientales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. A su vez, está compuesta por una Red de ciudadanos voluntarios, que realizan en sus casas las labores de crianza y liberación de los vencejos que han sido recogidos y la colaboración de alumnos de la Facultad de Ciencias Ambientales. La red proporciona los materiales y la comida (insectos como tenebrios y grillos) a todos los voluntarios y recoge datos de la evolución de cada individuo.

Se busca voluntarios para salvar a los pollos de vencejoSe busca voluntarios para salvar a los pollos de vencejoA lo largo de los tres años anteriores, la Red de Toledo ha rescatado unos 360 pollos gracias a la colaboración de 120 familias de la ciudad y su entorno. Pero la reciente ola de calor ha sido una semana muy mala, en la que los servicios de limpieza de la ciudad han encontrado cientos de cadáveres en barrios como Palomarejos o el Casco. Eran muy pequeños todavía y al caer han muerto casi al instante. Afortunadamente, otros pollos sí se han podido salvar y están llegando a la Red más pájaros que nunca. Tiene ahora mismo casi 100 vencejos como consecuencia de la ola de calor, lo que supone la mayor cifra en tan poco tiempo desde que comenzó su andadura, lo que hace que la Red esté desbordada.

Modus operandi. El vencejo común o Apus apus, recuerdan desde la Red, es un ave migratoria de características singulares, puesto que su fisiología está adaptada para realizar todo su ciclo vital, salvo la nidificación, en el aire. Esto quiere decir que se alimentan, duermen y se reproducen durante el vuelo. Su alimentación es estrictamente insectívora y realiza su nidificación en España, entre la primavera y el verano en las pequeñas grietas y oquedades existentes a elevadas alturas de edificios o construcciones como las de la ciudad de Toledo. Al ser un ave fundamentalmente aérea, los pollos que se caigan de los nidos no van a ser recogidos ni alimentados por sus padres, como sucede en otras especies de aves, puesto que no se posan en el suelo, lo que genera una alta pérdida de individuos de la especie por este motivo. De ahí la importancia de rescatarlos.

Los pollos de vencejo son característicos, muy oscuros, con pequeñas garras. Es imprescindible que las personas que vean uno en el suelo avisen al 112 para su recogida por agentes medioambientales, que entrega a los pequeños a la Red. La conservación del vencejo es de gran importancia ya que se trata de un ave protegida, declarada de especial interés en Castilla-La Mancha. Por ello, se llevan a cabo campañas de rescate, crianza y liberación de vencejos en el período en el que nidifica en nuestras ciudades, con la finalidad de descongestionar a los centros de recuperación de especies. Como especie recogida, no todo el mundo puede tener un vencejo en casa. Lo normal sería desviarlas al CERI, pero como está tan saturado, la Red ha obtenido permiso especial de la Junta de Comunidades para cuidar a los pollos. Pero solo pueden hacerlo aquellas personas que pertenezcan a la Red y tengan la formación adecuada.

Se busca voluntarios para salvar a los pollos de vencejoSe busca voluntarios para salvar a los pollos de vencejoFormación.  Una formación como la que la Red va a ofrecer mañana jueves, 23 de junio, en una jornada abierta a la ciudadanía de cría y manejo del vencejo común en el Campus de Toledo (Facultad de CC. Ambientales y Bioquímica), a partir de las seis y media de la tarde.

Hay que tener en cuenta que se trata de una especie insectívora, solo come insectos. Los pollos rescatados tienen un 85 por ciento de posibilidades de sobrevivir, de hecho, la mayoría que muere, lo hace las primeras horas. Tras un cuidado entre dos y cinco semanas, la Red los suele soltar en Santa Teresa, donde los pequeños son acogidos por una colonia de su especie y siguen sus migraciones.

Para alimentar a los pollos, es la propia Red la que facilita la comida, cinco tomas de grillos y tenebrios (larva de escarabajo de la harina), así como algunos complementos. Lo puede hacer gracias a la financiación, hasta ahora, de crowdfounding. Este año hay un proyecto de la Fundación Española de Ciencia y Tecnología (Fecyt) y hay comprometida también ayuda por parte del Ayuntamiento de Toledo.

Se busca voluntarios para salvar a los pollos de vencejo
Se busca voluntarios para salvar a los pollos de vencejo