scorecardresearch

La mejora de los itinerarios peatonales llegará a 22 puntos

Lola Morán Fdez.
-

Las actuaciones buscan «mejorar la seguridad de los peatones, garantizar la accesibilidad, calmar el tráfico rodado y cuidar las interferencias con la nueva modalidad de Vehículos de Movilidad Personal»

En la calle Muñoz Urra se ha situado uno de los puntos en los que se intervendrá con este proyecto. - Foto: Reviejo

El proyecto para la adecuación de itinerarios peatonales en Talavera llegará a más de una veintena de puntos de la ciudad. Así lo recoge el proyecto redactado por el arquitecto Carlos Rojo para el contrato de las obras que buscan «mejorar la seguridad de los peatones, garantizar la accesibilidad, calmar el tráfico rodado y cuidar las interferencias con la nueva modalidad VMP (Vehículos de Movilidad Personal)».

Esta iniciativa se enmarca en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, cofinanciado en un 90% por la Unión Europea a través de los Fondos Next Generation. En concreto, el presupuesto total de esta intervención asciende a 294.089,65 euros, tal y como recoge el pliego del contrato, que ha salido ya a licitación y que contará con un plazo de ejecución de tres meses.

El proyecto presenta 22 intervenciones diferenciadas en una serie de puntos concretos de la ciudad en los que se han detectado un grupo de necesidades genéricas y a los que se da respuesta en cada una de las actuaciones previstas. En concreto, se han detectado deterioros en el pavimento, falta de señalización, falta de seguridad, defectos en la delimitación, excesiva longitud de paso, deficiente visibilidad, deficiente trazado, conflictos entre vías, problemas de accesibilidad, deficiente mantenimiento, falta de equipamiento necesario, mobiliario obsoleto o discordante y conflicto entre niveles.

Los 22 puntos en cuestión están situados en la avenida Francisco Aguirre, 229; avenida Justiniano López Brea, 42;calle Muñoz Urra, números 1 y 13;calle Prado, 1; Paseo del Cementerio, 4 y 64;avenida de la Constitución, 14 y 23; avenida de Extremadura, 21;avenida de Pío XII, 1, 15 y 118;calle San Marcos, 25; calle Segurilla, 11; calle Almanzor, 10;avenida Príncipe Felipe, 37;calle Cervera, 28;calle Capitán Cortés, 10;y varios puntos de la avenida de Juan Carlos I, entre ellos a la altura del número 12.

Las obras contempladas en el proyecto consisten en la renovación del pavimento existente en diversas aceras, la ampliación de las mismas cuando el entorno físico y los condicionantes externos lo permitan, la ejecución y mejora de nuevas aceras y estancias peatonales, con la correspondiente renovación del equipamiento urbano.

Actuaciones. En un primer momento se desmontará el equipamiento urbano existente para facilitar las labores de demolición y pavimentación posterior; el corte y demolición del pavimento de calzada y de acera existente incluyendo el bordillo y las soleras, y demolición de los sumideros que sea necesario reubicar. Se procederá también a la excavación y rasanteo del terreno existente así como a la construcción de sumideros, recrecido de arquetas y pozos de registro existentes y reposición de los servicios que resulten afectados con la ejecución de las obras, incluyendo el desplazamiento de puntos de luz o semáforos donde sea necesario.

Posteriormente se llevarán a cabo las tareas de pavimentación con baldosa hidráulica pétrea, losa hidráulica granallada y  baldosa hidráulica con resaltos cilíndricos tipo botón para los vados peatonales. Para la delimitación de las aceras se utilizará bordillo de granito y en las zonas donde exista vegetación se dejarán los alcorques necesarios, delimitados por cuatro piezas prefabricadas de hormigón en masa.

En todas las zonas de actuación se llevará a cabo la reposición o renovación del mobiliario urbano en aquellos casos en que por su deterioro o ausencia sea necesario, consistente principalmente en bancos, papeleras y bolardos.?

El proyecto contempla la renovación de señalización vial mediante pinturas en disolución, termoplásticos de aplicación en caliente y plásticos de dos componentes de aplicación en frío.

Asimismo, plantea un sistema de iluminación mediante un proyector LED con regulación de movimiento y panel fotovoltaico de autoconsumo. De igual manera, tras el estudio realizado de los pasos de peatones  se han detectado varios que por la noche tienen una iluminación insuficiente e incluso nula, con el peligro que puede conllevar para los transeúntes. Por ello, se plantea la instalación de farola vial a energía solar, cuya alta potencia luminosa la convierte en idónea para iluminar jardines y calles, pero también plazas, parques públicos y aparcamientos.

De igual modo, propone una señalización mediante baliza lineal LED dicromática conectada a semáforo, una solución que contribuye de forma decisiva a reducir los accidentes y las frenadas de emergencia ante el cruce de peatones distraídos por el uso de sus dispositivos móviles. Están diseñadas para ser empotradas en el pavimento, pisables por peatones (con vidrio de seguridad antideslizante) y no pisables por vehículos.