scorecardresearch

En defensa de los caminos públicos y vías pecuarias

J.M.
-

Unos 200 senderistas participaron en la marcha reivindicativa en los Montes de Toledo contra la usurpación de caminos públicos. Reclaman la intervención de las administraciones

En defensa de los caminos públicos y vías pecuarias

La pérdida temporal de la libertad por el confinamiento, a causa de los estragos de la Covid-19, ha ejercido en los dos últimos años de aliento para la práctica del senderismo. Quizá por ello se explique el éxito de la convocatoria de la segunda edición de las Vías Pecuarias y Caminos Públicos. Unos 200 aficionados completaron el recorrido propuesto entre Sonseca, Ajofrín y Mazarambroz, encabezado por pancartas reivindicativas en defensa de los caminos públicos.

La convocatoria de ámbito nacional parte de la Plataforma Ibérica de Caminos Públicos, Ecologistas en Acción y la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada. En el ámbito provincial, contó con el apoyo de 'Caminos Públicos de Castilla-La Mancha', la Federación de Deportes de Montaña de Castilla-La Mancha, el Club Deportivo Torozo de Sonseca y la Peña Ciclista 'La Bota' de Sonseca.

«La reivindicación fundamental es la agresión a los caminos y a las vías pecuarias», apunta a este diario el secretario del Club Deportivo Torozo, Mariano Gómez, quien denuncia la apropiación de muchos caminos públicos, un problema común en regiones con despoblación como Castilla-La Mancha o en Andalucía.

Los participantes se tomaron fotografías frente a los ayuntamientos como gesto simbólico de la necesidad de apoyo a las administraciones públicas para la recuperación de los trazados. «El camino que hay que seguir es una ordenanza de caminos y un inventario de caminos», señala Gómez.

Como ocurre en Mazarambroz, que aprobó en mayo de 2021 el inventario de caminos y ha remitido requerimientos a propietarios que han usurpado caminos públicos. De momento, según Gómez, no ha prosperado. El CD Torozo insta a abrir el paso público que lleva a la presa de La Alcantarilla, declarada Bien de Interés Cultural por parte de la Junta de Comunidades en el año 2020.

Precisamente, el colectivo de Sonseca recuerda que la Junta de Comunidades debe ejercer de gestora de las vías pecuarias, pero no se destina presupuesto. Por lo tanto, falta señalización en una provincia con muchos kilómetros de estos trazados. Asimismo, reclama que la Diputación debe apoyar a los municipios que no disponen de medios para proteger los caminos.

A unos 100 kilómetros de los municipios mencionados de los Montes de Toledo, tres grupos de unos 40 senderistas en total de las pedanías de Robledo del Buey, Los Alares (ambas pertenecientes al término municipal de Los Navalucillos) y Piedraescrita (Robledo del Mazo) salieron también el día 3 de sus respectivos núcleos para confluir en el alto de El Viezo, en el municipio de Los Navalucillos. Esta zona de la comarca de La Jara padece el problema de que los caminos están en desuso, más que de usurpación en un paraje con mucho monte público.