scorecardresearch

'Blue Moon' gana la Concha de Oro de San Sebastián

EFE
-

'Earwig' de Lucile Hadzihalilovic recibe una mención especial en el festival de cine y la mejor interpretación ha sido para Jessica Chastain y Ofelia Hofman

La directora y productora Alina Grigore y la productora Gabi Suciu celebran ganar la Concha de Oro a la mejor película por el largometraje 'Crai Nou / Blue Moon' - Foto: VINCENT WEST

Blue Moon, la ópera prima de la actriz rumana Alina Grigore, ha ganado hoy la Concha de Oro en el 69 Festival de Cine de San Sebastián, otorgada por un jurado presidido por Dea Kulumbegashvili, que el pasado año se hizo con el máximo galardón del certamen también con su filme de debut.

Grigore se ha hecho acreedora de este premio, según el jurado, por su compromiso con el lenguaje cinematográfico y su valentía al abordar una historia propia en la que sigue la evolución psicológica de una joven cuyo sueño es escapar de una familia disfuncional, de un entorno violento y desquiciado, para ir a estudiar a Bucarest.

Ha agradecido a toda su familia, a todo su equipo, al jurado y al Festival donostiarra la concesión de este galardón.

La Concha de Plata a la mejor interpretación protagonista, en la primera edición que se concede este galardón sin atender a la distinción de género, ha recaído ex aequo en la actriz estadounidense Jessica Chastain y la joven danesa Flora Ofelia Hofmann.

Chastain ha logrado esta distinción por su papel de telepredicadora evangelista a lo largo de cinco décadas en Los ojos de Tammy Faye, de Michael Showalter, mientras que Hofmann, de 16 años, lo ha hecho por dar vida a una niña de 14 con deseos de emancipación en una aldea danesa a finales del siglo XIX en el largometraje de debut de Tea Lindeburg, As in Heaven.

Y en el primer año que se entrega el reconocimiento a la mejor interpretación de reparto, el premio ha sido para el grupo de muchachos y muchachas protagonistas del experimento cinematográfico de Jonás Trueba Quién lo impide: Candela Recio, Pablo Hoyos, Silvio Aguilar, Pablo Gavira, Claudia Navarro, Marta Casado, Rony-Michelle Pinzaru y Javier Sánchez.

Lucile Hadzihaililovic vuelve a convencer al Festival de San Sebastián con su originalísima manera de hacer cine, ya que este sábado ha reconocido su película Earwig con el Premio Especial del Jurado, un galardón que la directora francesa ya logró en 2015 por Evolution.

Hija de inmigrantes bosnios, es una vieja conocida del festival, donde se aprecia su especial, depurada y magnética forma de narrar, aunque no siempre sea sencillo explicar el argumento de sus películas; en este caso, se trata de un perturbador cuento gótico sobre una niña con dientes de hielo, un filme más sensorial que narrativo.

Como mejor dirección, se ha reconocido con la Concha de Plata el trabajo de la danesa Tea Lindeburg en As in heaven.

Lindeburg ha persuadido al jurado con una mirada original que introduce elementos oníricos en un drama de época que, por otro lado, está rodado en un estilo documental y dinámico alejado de los cánones del género.

Cierran el palmarés de la Sección Oficial el británico Terence Davies, premio del jurado al mejor guion por Benediction, favorita de la crítica junto a Quién lo impide, además de Claire Mathon, mejor fotografía por Undercover, de Thierry de Peretti.

Fuera del palmarés del principal apartado a concurso, la directora mexicana de origen salvadoreño Tatiana Huezo se ha alzado con el premio a la mejor película de la sección Horizontes Latinos por Noche de fuego, su primer largometraje de ficción, una historia sobre la infancia y la maternidad ante la violencia en un contexto del México rural que ha cosechado otros dos premios, Otra Mirada, de RTVE, y el de Cooperación Española.

Además, Maixabel, la película de Icíar Bollain sobre los encuentros de la viuda de Juan Mari Jáuregui, exgobernador civil de Gipuzkoa, con uno de los miembros de ETA que participó en el asesinato de su marido, se ha hecho con el Premio Irizar al Cine Vasco.

El galardón de New Directors, la sección donde acuden realizadores con sus primeros o segundos filmes, ha ido a manos de Unwanted, de la rusa Lena Lanskih, con una mención especial a Carajita, una coproducción de la República Dominicana y Argentina dirigida por Silvina Schnicer y Ulises Porra.