scorecardresearch

Retirarán todo el panel de San Clemente para restaurarlo

Leticia G. Colao
-

La concejala de Imagen Sostenible de Ciudad, Montserrat Muro, confirma que la azulejería se retirará y se extenderá en otro sitio para el estudio y la reposición por el ceramista de cada azulejo roto. Será en breve.

Retirarán todo el panel de San Clemente para restaurarlo - Foto: Manu Reino

El mural cerámico de San Clemente se retirará por completo para proceder a su restauración y colocar los azulejos desprendidos, más de una decena. Según ha confirmado a este diario la concejala de Imagen Sostenible de Ciudad, Montserrat Muro, será en breve cuando la empresa que lo instaló proceda a su retirada, pieza a pieza, antes del trabajo que debe completar el ceramista, Carlos Garrido.

El mural de Mondas ubicado junto al Palacio de Justicia se compone exactamente de 2.250 piezas que dan forma a una obra que representa las Mondas durante sus 30 metros de largo por 3 metros de alto, desde los orígenes de la fiesta hasta la época actual.

El panel comenzó a sufrir el desprendimiento de estas piezas en agosto de 2019, hace ya más de dos años, y fue tapado un año después con una lona con la réplica del dibujo que se llevó a la cerámica, para que tanto los talaveranos como los visitantes sigan manteniendo la imagen de la fiesta más ancestral de la ciudad. Con él, se protege además el resto de azulejos antes de su restauración.

La decisión de cómo hacerlo no ha sido fácil. Las dificultades que conlleva extraer todos los azulejos, con la posibilidad de que más de uno se rompa, han retrasado el inicio de los trabajos. Para evitarlo, dijo Muro, se quitarán siguiendo las técnicas aconsejadas por el ceramista, las mismas que se emplean cuando se retira por ejemplo alguna pieza dañada en los Jardines delPrado.

La retirada del panel se hará en breve.No se ha querido hacer antes para evitar las altas temperaturas del verano, confirma la edil.

Una vez quitado, el mural se extenderá en un sitio adecuado para que el ceramista comience su trabajo, donde también se analizará el estado del resto del lienzo. Para ello se sacarán fotografías y se intentará conseguir piezas lo más semejantes posible. No será fácil, ya que habrá que conseguir no solo el dibujo sino especialmente los mismos colores para que finalmente no se distingan las piezas originales de las repuestas. Esto llevará un complejo trabajo de varias cocciones y repeticiones hasta lograr el resultado deseado.

Por ello, no se conoce ni se estima el tiempo que Garrido puede tardar en finalizar el mural, ya que los tiempos de la cerámica suelen ser especialmente imprecisos.

La concejala de Imagen Sostenible de Ciudad lamenta que este proyecto no contara con la experiencia y el consejo de los servicios técnicos municipales, y que ni siquiera existiera un informe técnico al respecto. Así, asegura que los servicios del Ayuntamiento han ofrecido ahora otro planteamiento diferente al de la anterior instalación, donde se tiene en cuenta no solo la ubicación, sino también las temperaturas o la posible dilatación de las piezas. «Posteriormente, si hay algún problema, el Ayuntamiento será el responsable pero no será responsable de algo que ni siquiera han hecho sus técnicos».