scorecardresearch

Sin agua potable en la Mancomunidad del Pusa

J.M.
-

La agrupación de municipios jareños ha declarado hoy el agua como no apta para beber y cocinar por exceso de hierro. El colectivo critica que espera una inversión de la Junta para corregir una prohibición frecuente en una comarca despoblada

Sin agua potable en la Mancomunidad del Pusa

"Volvemos a lo de siempre", resopla el alcalde de San Martín de Pusa y presidente de la Mancomunidad del Río Pusa, Alberto Lucero. Se refiere a que la agrupación ha declarado hoy el agua como no potable para beber y cocinar por la abundante presencia de hierro en la depuradora. Sucede cada año que no llueve en agosto y septiembre. Las previsiones de 2022 eran halagüeñas, pero la ausencia de lluvias ha cazado a estas poblaciones que pertenecen a la comarca más despoblada de la provincia. Y aguardan desde hace dos años que la Junta financie el proyecto terminado para corregir estas prohibiciones.

Diez municipios constituyen la mancomunidad, pero solo cinco, los más pequeños, dependen exclusivamente de la captación de la presa. De esta manera, la prohibición afecta a los habitantes de Santa Ana de Pusa, San Martín de Pusa, Villarejo de Montalbán, Retamoso de la Jara y San Bartolomé de las Abiertas. Por lo tanto, unos 2.000 vecinos de la provincia se han quedado sin agua potable hasta que vuelva a llover y sean corregidos los parámetros. Otras cinco localidades pertenecen al grupo, pero su abastecimiento principal procede de otra captación o poseen sistemas propios de filtrado: Los Navalmorales, La Pueblanueva, Torrecilla de la Jara, Malpica de Tajo y Espinoso del Rey.

"Estamos desesperados con la Junta", afirma Lucero. El proyecto de una nueva captación está redactado desde hace dos años, pero no hay financiación regional. Se trata de bombear el agua desde la propia infraestructura y no a un kilómetro y medio aguas abajo como ahora. La disposición actual perjudica la calidad del suministro.