scorecardresearch

Las obras de Puerta del Río y Río Tajo renovarán 2.000 m2

Lola Morán Fdez.
-

El contrato está en proceso de licitación con un presupuesto de 424.000 euros a cargo de la Edusi y contempla un tratamiento de plataforma única en ambas vías

Estado actual de la calle Puerta del Río. - Foto: Reviejo

Las obras de renovación del pavimento y mejora de accesibilidad que acometerá el Ayuntamiento de Talavera en las calles Río Tajo y Puerta del Río contemplan actuar sobre una superficie de más de 2.000 metros cuadrados. En concreto, se actuará sobre 2.074 m² mediante una intervención con un presupuesto base de licitación de 424.000 euros, IVA incluido. Este contrato está en proceso de adjudicación, en concreto en la fase de presentación de ofertas, que concluirá este jueves 28 de julio y tiene como objeto restaurar o mejorar las características superficiales del pavimento, adecuándolas a sus necesidades funcionales y de durabilidad. 

Tal y como explican desde los servicios técnicos municipales, el firme actual de estas dos calles presenta deterioros motivados por la acción fundamentalmente del paso del tiempo y del desgaste que se produce. Se trata de dos calles realizadas hace muchos años y sobre las que se ha actuado «únicamente de forma puntual». 

Ambas vías cuentan con hormigón en la calzada y aceras de baldosa hidráulica, su trazado es irregular y no están adaptadas a los criterios de accesibilidad exigidos en la actualidad. Además, se encuentran en el Casco histórico de la ciudad y, a través de esta actuación, se  busca «que queden integradas con las calles colindantes, dándoles un tratamiento de plataforma única y materiales propios de esta zona histórica».

La actuación a realizar consistirá en la demolición de las aceras y un fresado del firme actual para rebajar la cota de la calle y realizar encima la pavimentación con adoquines. Como trabajo previo, se procederá al fresado del firme existente en la sección completa de la vía.  Posteriormente se procederá a poner a cota todos los sumideros, pozos y demás arquetas existentes. Para el pavimento de las aceras se ha planteado una baldosa de granito gris cadalso.

En cuanto al pavimento de la calzada, se ha elegido un adoquín de granito. Para la separación entre los pavimentos se plantea jugar con las dimensiones y direcciones de los dos elementos para marcar los límites de calzada y aceras, valorándose en algún punto la colocación de baldosa marcando ejes, cruces o línea de bordillos.

El plazo de ejecución de los trabajos se ha estipulado en tres meses. Además, la obra contará con un plazo de garantía de un año a partir de la fecha de firma del acta de recepción de las obras y la apertura de las calles al uso público.

Como avanzó el edil de Contrataciones, Luis Enrique Hidalgo, esta obra va a a suponer una primera actuación, junto a la de plaza Padre Juan de Mariana, dentro de las que se van a llevar a cabo en el Conjunto Histórico para la mejora de la accesibilidad a las que sucederán la plaza del Pan o calle Palenque.