scorecardresearch

CCOO y UGT quieren abrir el melón de reducir las jornadas

L.G.E.
-

Pepe Álvarez apunta que hay que ir a las 32 horas semanales y Unai Sordo recalca que es algo que "se necesita"

CCOO y UGT quieren abrir el debate de reducción de jornadas - Foto: Javier Pozo

UGT y CCOO han conseguido llegar a un acuerdo con la patronal sobre la reforma laboral, que finalmente se ha aprobado. Han conseguido también que el Gobierno de España decrete una subida del salario mínimo a los 1.000 euros. Ahora quieren seguir abriendo nuevos melones, como el de la reducción de la jornada laboral o los incrementos y revisiones salariales en convenios.

"Sobre la reducción de la jornada laboral hay que abrir un debate, hay que ir a las 32 horas semanales", señala Pepe Álvarez, secretario general de UGT en España, que ha estado esta mañana con su homólogo de CCOO en Toledo. Álvarez explica que con los últimos avances tecnológicos cada vez se tarda menos en producir determinados bienes y servicios. "Para nosotros la asignatura es la reducción de jornada", recalca.

Lo mismo apunta Unai Sordo, secretario general de CCOO, que también insiste en que "con el impulso de la tecnología y la digitalización, se produce más con menos horas de trabajo". Por eso también se suma a pedir que se "necesita una reducción de jornada" y aclarando que no implique una reducción de salarios.

Los los líderes sindicales han estado hoy en Toledo en una reunión con los cuadros directivos de CCOO y UGT en Castilla-La Mancha para abordar los últimos cambios laborales, que abarcan desde la contratación, los salarios o las pensiones, para que estos acuerdos se lleven a la realidad de las empresas y los centros de trabajo. Ambos hicieron algunas referencias a cómo pueden afectar estos avances en Castilla-La Mancha.

Álvarez mencionó, por ejemplo, el caso de la agricultura, donde sabe que hay más polémica. "Los huevos del futuro del campo de nuestro país los hay que poner en la competencia desleal que están haciendo las grandes superficies y distribuidoras, no en la explotación de los trabajadores", remarcó. Cree que si se va hacia un modelo de fijos discontinuos con un salario más digno, "este sector puede dar vida a lo que se viene denominando la España vaciada".

Unai Sordo se refirió al efecto que va a tener la prevalencia de convenios en algunos de Castilla-La Mancha, como el del campo de Ciudad Real, para el que apunta que un peón podrá tener mejoras de hasta 1.800 euros al año o en algunas categorías de casinos, con incrementos de 700 euros anuales. 

El secretario general de CCOO en Castilla-La Mancha, Paco de la Rosa, cree que los efectos de la reforma laboral ya se están notando y que por eso la contratación indefinida creció el doble en enero. "Por lo que sabemos el mes de febrero sigue el mismo camino y seguramente en seis meses notaremos un incremento exponencial de contratos indefinidos", auguró.

El secretario general de UGT en la región, Luis Manuel Monforte, recalcó la incidencia que tendrá en Castilla-La Mancha la subida del salario mínimo. Recuerda que "es la región en la que más aumenta el coste de vivir y estamos en la cola de salarios medios". Cree que será fundamental para esas personas que trabajan, pero están "en el umbral de la pobreza".