scorecardresearch

Ayudas a hostelería y hoteles para adquirir piezas «únicas»

L. G. Colao
-

La consejera de Economía, Empresas y Empleo anunció en Talavera las futuras subvenciones para hacer que la artesanía amplíe su presencia en los sectores económicos del canal Horeca

Representantes de la Junta, el Ayuntamiento, Fundación Michelangelo y Fracaman, en el Centro Regional de Cerámica. - Foto: LGC

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha anunciado que el Gobierno de Castilla-La  Mancha trabaja ya en la preparación de ayudas para que el Sector Horeca ('Hoteles, restaurantes y cafeterías') pueda adquirir piezas artesanas «únicas» en combinación entre la gastronomía y la artesanía, temática que engloba el taller que la Fundación Michelangelo está realizando estos días en Talavera.

Con esta nueva línea de ayudas el Gobierno regional avanza en ese fin último de integrar ambos elementos diferenciales de la comunidad autónoma, la artesanía y la cocina de Raíz Culinaria. Con ello, se dotarán a restaurantes, hoteles y locales hosteleros «de piezas cerámicas singulares facilitando esa combinación mágica».

 Esa apuesta, añade, tiene como germen el Centro de Formación de la Cerámica y el Vidrio de Talavera, «una prueba evidente del compromiso del Gobierno regional por la pervivencia de nuestra artesanía», y donde se forman a los futuros talentos que deben asumir el relevo generacional en la tradición artesana de la región. «Desde que abrió sus puertas, y a través de formación propia, hemos cualificado en el Centro de Talavera de la Reina a más de 2.000 personas, con una inversión superior a 105.000 euros en 14 cursos y acciones formativas en estos tiempos complejos», ha señalado Patricia Franco, «una formación que cobra una dimensión internacional estos días de la mano de un aliado como la Fundación Michelangelo, gracias a proyectos de colaboración que nos permiten seguir ambicionando cosas buenas para nuestra tierra»; y con el protagonismo de la cerámica talaverana, cuyo proceso de elaboración, junto con la de Puente, está reconocido como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.