scorecardresearch

Las aspiraciones fallidas del rey sabio

Jaime Galán
-

El Museo de Santa Cruz acogió este martes una conferencia sobre los intereses políticos que Alfonso X tenía para proclamarse emperador del Sacro Imperio Germánico y que, finalmente, no logró

Conferencia celebrada en el Museo de Santa Cruz. - Foto: LT

Lo que pudo ser y no fue. Ese fue el contenido principal de la conferencia 'Alfonso X y el fecho del Imperio' impartida ayer por el catedrático en Derecho Constitucional José Peña González. Un especialista en la materia que dividió la historia de Toledo en dos acontecimientos. Uno hace 500 años, cuando los comuneros se rebelaron a que Carlos V fuera emperador del Sacro Imperio Germánico, y otro, hace 800 años con el nacimiento de Alfonso X 'El Sabio', porque según José Peña, se trataba «del primer español con derecho a casi todo, gracias a su nobleza». Y es que esas aspiraciones al trono alemán del rey toledano nacen de sus predecesores. Concretamente de su madre, Beatriz de Suabia, que es la hija de un emperador alemán, Philipp Von Schwaben o Felipe de Suabia.

Según este catedrático, Alfonso X no tenía intención de aspirar al trono alemán hasta 1256, cuando tras la muerte de su abuelo y su nombramiento como Rey de Castilla, desde Italia le proponen ser emperador del Sacro Imperio. Algo, que según Peña, era «inédito» hasta el momento porque Alfonso X ni siquiera era Rey de España, simplemente de Castilla y León. Aún así, el experto en derecho reconoció que «económicamente esa aspiración era posible porque el Reino de Castilla era extraordinariamente rico». 

Posteriormente, el experto explicó que el rey sabio no llegó nunca ser emperador, entre otras cuestiones, por la negativa del Papa Gregorio X. Y es que ya ocho siglos antes, el Papa Gelasio I escribió que si no existía armonía entre el candidato imperial y el eclesiástico predominaría siempre el de la Iglesia. 

José Peña bromeó durante la conferencia sobre la negativa que obtuvo el rey sabio; «quién le iba a decir a Gregorio X dos siglos después que un Habsburgo de familia española iba a proclamarse emperador del Imperio Alemán», refiriéndose a Carlos V.