scorecardresearch

Rescate heroico de un matrimonio de 90 años en un incendio

LT
-

Un guardia civil y el médico de Quero levantaron de sus camas a los ancianos y les sacaron en las sillas de ruedas. El agente había roto a patadas la puerta y abierto las ventanas de la casa tras atender los gritos de socorro de la hija.

Estado de la vivienda incendiada en Quero.

Un agente de la Guardia Civil rescató ayer a un matrimonio de 90 y 91 años de edad que quedaron atrapadas en el incendio de su vivienda en Quero. El fuego se originó en la secadora de la ropa y se propagó a la caldera de calefacción y depósito de gasoil, afectando gravemente al inmueble. El guardia civil fue asistido posteriormente por inhalación de humo.

Durante el mediodía de este martes 11 de enero, la Central Operativa de Servicios (COS) de la Guardia Civil de Toledo, que gestiona el teléfono de urgencias 062, recibía el aviso de un incendio en una vivienda unifamiliar de esta localidad con dos personas en su interior. Inmediatamente, un agente que se encontraba realizando servicio en el Puesto de la Guardia Civil de Quero se desplazó al lugar, además de activarse varias patrullas de seguridad ciudadana.

Al llegar a la vivienda, el agente comprobó que una mujer solicitaba socorro ya que sus padres, de avanzada edad y con movilidad reducida, se encontraban atrapados en el interior. Esta persona informó al guardia civil de que se inició un pequeño fuego en la secadora de ropa, que rápidamente se propagó a la caldera y al depósito de gasoil y que cuando salió a la calle a pedir ayuda para sofocar las llamas se cerró la puerta del domicilio, quedando sus padres atrapados en el interior y sin poder moverse para escapar.

El agente intentó abrir la puerta teniendo que emplear la fuerza mediante empujones y fuertes patadas hasta que finalmente consiguió acceder. Ante el grave peligro que corrían las dos personas nonagenarias, el guardia civil accedió a la vivienda, encontrándose a las dos personas tumbadas en la cama cada una en una habitación, las cuales no podían salir por su propio pie. El agente abrió varias ventanas que daban a un patio interior para evitar que el humo no afectara más a estas personas y con la ayuda del médico del consultorio de la localidad consiguieron desalojar a ambas en silla de ruedas, sacándolas a la calle y poniéndolas fuera de todo peligro.

Posteriormente, junto con la ayuda de dos empleados del Ayuntamiento, se consiguió sofocar parte del fuego con varios extintores hasta la llegada de una dotación de Bomberos de Villacañas, quienes extinguieron por completo el incendio.

Tras la llegada de las patrullas de la Guardia Civil de Villafranca de los Caballeros y de Quintanar de la Orden que aseguraron la zona, el guardia civil de Quero que actuó en el rescate tuvo que ser asistido en el centro médico de la localidad por inhalación de humo.