scorecardresearch

Nueve de las diez parcelas municipales en venta, sin licitador

C. S. Jara
-

Se ha presentado una sola empresa para la compra de una de las parcelas de La Barrosa, que se ha adjudicado en el precio mínimo fijado, 253.600 euros

Nueve de las diez parcelas municipales en venta, sin licitador - Foto: Manu Reino

El Ayuntamiento de Talavera solo se podrá deshacer de una de las diez parcelas municipales que puso en venta a primeros de año. El proceso se inició con polémica por el recurso de reposición presentación por Vox y las dudas que había expresado en torno a las condiciones y acabará con la adjudicación de solo una de las parcelas. 

Así lo ha confirmado a este diario la portavoz del Gobierno municipal, Flora Bellón, después de que el asunto pasara por la Junta Local de Gobierno del pasado viernes. En esta sesión se aprobó la única propuesta de adjudicación, presentada por la empresa Talrep para una de las siete parcelas de suelo público ubicada en el polígono de La Barrosa. La oferta de la constructora se ha situado en 253.600 euros, el precio base de licitación fijado por el Ayuntamiento, que había establecido un tope de 454.458 euros para la venta.

En este suelo se contempla la construcción de un bloque de 22 viviendas, con una edificación de 98,68 metros cuadrados por piso, sin bajos comerciales en los edificios y se tratará de viviendas de protección oficial, que habrán de someterse a la normativa vigente.

En la misma zona de La Barrosa hay otras seis parcelas similares, con el mismo uso, que habían salido también a licitación, pero por las que ninguna empresa se ha interesado. El mismo destino han tenido otras tres parcelas de suelo municipal situadas en Los Turieles que habían salido a la venta.

En este último caso se trata de parcelas con una dimensión de 140 metros cuadrados, que debían destinarse a la construcción de viviendas unifamiliares. El precio base de licitación se situaba en 79.697 euros cada una, sin incluir el IVA.

Bellón señalaba que en el fracaso de esta operación, por la que el Ayuntamiento podría haber ingresado dos millones de euros, puede haber influido el «ruido» generado por el recurso de Vox,que había cuestionado la legalidad y que podría haber alejado a las empresas que tuvieran interés.