scorecardresearch

La familia de Martina da las gracias al policía que la salvó

C. S. Jara
-

Los padres han vuelto a la Comisaría con la pequeña ya recuperada para agradecer al policía David Díaz su rápida actuación

Martina con sus padres y el policía David Díaz. - Foto: @policia

Solo unos pocos días después, pero mucho más tranquilos que la primera vez, los padres de Martina han vuelto a la Comisaría de la Policía Nacional en Talavera, esta vez para expresar su agradecimiento al agente que con su rápida intervención salvó el pasado lunes la vida de la pequeña, de tan solo 14 meses. "En #TalaveraDeLaReina (#Toledo) hemos recibido una visita muy especial Esta niña de 14 meses recuperó la respiración después de que nuestro agente de policía le practicara la #RCP", ha señalado Policía Nacional en su perfil de Twitter, junto con una fotografía de Martina con sus padres y el policía David Díaz, su ángel de la guarda particular. "Ella y sus papás se han acercado a la comisaria para darle las gracias", indica el tuit.  

 

 

El pasado lunes, el padre de la bebé llegó a la comisaría a las 7,13 horas de la mañana, en pijama y descalzo, con la niña en brazos pidiendo ayuda porque se encontraba inerte y no podía respirar. Se dirigió allí porque le quedaba al lado de casa y entendió que el tiempo podía ser clave para salvar a la niña.

David Díaz prestaba servicio de seguridad en la entrada de la comisaría cuando les vio llegar y no lo pensó, de inmediato cogió a la niña para practicarla el protocolo de Reanimación Cardio Pulmonar (RCP) que afortunadamente conocía. Cinco insuflaciones, con la bebé bocabajo y luego bocarriba, con los dedos en el corazón, en el esternón, hasta que finalmente Martina reaccionó. Como muestra el vídeo de la secuencia distribuido por la propia Policía Nacional, entre la entrada y la salida, ya respirando, de la niña de la comisaría, transcurrieron menos de dos minutos. Un tiempo vital, que la devolvió la vida. 

Dos agentes del cuerpo trasladaron rápidamente a Martina hasta el Hospital Nuestra Señora del Prado en un coche patrulla, lo que permitió que fuera atendida inmediatamente por los sanitarios. Probablemente hacía sufrido un shock por una fuerte subida de fiebre. El miércoles recibió el alta hospitalaria, no sin antes haber recibido la visita de David, que quiso acompañar a los padres para conocer el estado de la pequeña.

David Díaz Miguel, talaverano de 40 años y Policía Nacional desde hace 12, ha recibido de vuelta una visita llena de agradecimiento