scorecardresearch

«Es necesaria una ley LGTBI a nivel europeo»

J. Monroy
-

«Los colectivos LGTBI y la inmensa mayoría de la población está a favor a la Ley Trans», asegura Vicente que desea que «ojalá el Orgullo fuera solo celebración y no reivindicación. Pero para eso aún queda mucho», afirma

«Es necesaria una ley Lgtbi a nivel europeo» - Foto: Yolanda Lancha

¿Qué le parece a Bolo-Bolo la Ley Trans?

Yo estoy totalmente a favor de ella y creo que todos los colectivos LGTBI (y resalto la t) estamos totalmente de acuerdo, y la inmensa mayoría de la población. Tenemos, por desgracia, unos movimientos que, curiosamente, se hacen llamar feministas, que son minoritarios, cuatro gatas muy bien situadas en la política y la sociedad, que están dando mucha guerra, todavía no sabemos el porqué. Son Lidia Falcón y gente así. Tanto que se hacen llamar feministas y de izquierdas, y al final están casi peor que Vox en estos temas. En Toledo hubo una concentración y solo acudieron doce personas.

Nosotros creemos totalmente en la autodeterminación de género, no entendemos por qué hay que obligar a nadie a un tutelaje o a que te digan que tú eres mujer. La gente tiene todo el derecho del mundo, si se sienten mujer. Hablo de mujeres, sobre todo, porque hay feministas contra las mujeres trans. Pero lo mismo digo de los hombres, ¿quién le va decir a un hombre nacido mujer que no es hombre?

Me recuerda la Ley del Divorcio.

Totalmente. Yo lo pongo mucho de ejemplo. Al final, todos los que votaron en contra se han ido divorciando. Más tarde, el PP puso hasta un recurso en el Constitucional contra la Ley del Matrimonio LGTBI y Rajoy estuvo en la boda del alcalde de Vitoria, por ejemplo. Son pasitos que tiene que dar la sociedad, que al principio parece cosa de extraterrestres entre los conservadores, que al final son los primeros en aprovecharse.

¿Os da miedo que se extiendan por Europa las ideas de Orbán y compañía?

Creemos que la Unión Europea debería tomar cartas en el asunto, porque Hungría está dentro de Europa. Ahora mismo va a salir la ley LGTBI en Castilla-La Mancha, también va a salir la estatal, y creemos que es necesaria una ley LGTBI a nivel europeo para que no se consientan este tipo de cosas y se sancionen a los países que hagan estas cosas. Son Derechos Humanos, no estamos pidiendo nada raro, es tan simple como impedir que haya una zona de exclusión gay. No me da miedo, porque creo que la Unión Europea nos va a respaldar, y a lo mejor estos comportamientos hacen que nos levantemos para exigir esta ley, que hace falta para que no se permitan este tipo de discriminaciones.

¿Qué os parecen las muestras de apoyo en la Eurocopa?

En realidad, tuvo mala leche, porque el día Internacional del Orgullo LGTBI, en el que hubo miles de manifestaciones por toda España, fue el día que ganó la selección, y las portadas las abrió el fútbol. Luego ahí se ve que hay ciertas instituciones en el mundo del deporte, como la UEFA, que son todavía retrógradas.

¿Qué puede aportar la ley regional LGTBI?

Aportará muchísimas cosas, primero y principal, legislar cuestiones que no estaban legisladas, como que no puede haber áreas libres de gays, que no las hay, pero ya se impiden. También apoya la lucha contra el sexilio, la gente que huye de los pueblos porque son muy rechazados; apuesta por una buena educación y un lugar donde acogerte para no tener que huir de tu pueblo. El sexilio, y esto lo dice mucho Maribel Blanco, que fue vicepresidenta de Bolo-Bolo, y ahora está en Fundación Triángulo, no solo afecta al colectivo LGTBI, afecta a toda la sociedad, porque apoya a la España Vaciada. Y que la gente se vaya de los pueblos significa menos hospitales, menos escuelas, menos farmacias, etc. Puede aportar también una buena atención en género al colectivo trans. Es una ley muy completa y muy consensuada, en la que hemos participado las asociaciones, las instituciones y particulares en procesos participativos a través del Portal de Participación de Castilla-La Mancha. Todo el que ha querido, ha aportado y se ha recogido mucho lo que han llevado las asociaciones.

Llevamos esperando que salga desde enero. Nos dijeron que estaba para el Orgullo, pero la pandemia, el no poder reunirse y el no poder hablar frenan las cosas. Nacho Hernando nos dijo cuando le dimos el premio que la Ley para final de año estaba aprobada. El segundo borrador ya está hecho y la ley se aprobará en breve.

Después de esta Ley, y al margen de lo que haga Europa, ¿qué derechos legales le faltan al colectivo por conquistar?

Nosotros vamos a velar por que se cumpla esta Ley regional, por ejemplo. Siempre hay mucho por hacer, porque que se apruebe una ley, por desgracia, no es suficiente, y siempre hay que luchar por que se cumpla, y seguir apoyando a la gente. Nosotros hacemos mucho trabajo de campo. Por ejemplo, vienen padres con un hijo trans, y aunque quieren apoyarlo, no saben cómo hacerlo. Tenemos psicólogos y un grupo de chat de padres con hijos LGTBI, para que ellos mismos se apoyen.

Y en una sociedad como la de Toledo, ¿qué queda por avanzar?

Nos queda llegar a una meta como es que el Día del Orgullo se viva solo como celebración, y no como reivindicación. Queda mucho. Nosotros vivimos en una burbuja, que ni nos insultan, ni nos agreden; de veinte años que nació Bolo-Bolo a ahora, ha cambiado muchísimo Toledo, ves a chicos de la mano en Zocodover y no ves a nadie que se vuelva, ni les insulte. Hemos avanzado mucho, pero todavía queda gente muy retrógrada, sobre todo, en áreas rurales. Por eso, nosotros estamos muy centrados en zonas rurales, en hacer ver allí nuestra cultura y nuestra forma de ser, porque muchas veces la LGTBI fobia no deja de ser otra cosa que desconocimiento. Muchos te dicen «no aguanto a los maricas, a ti sí, porque tú eres distinto». Pues no, es que al único marica que conocían era a mí, y a cualquiera que conocieran le dirían lo mismo, porque somos gente normal, con nuestros problemas, de derechas y de izquierdas. Ser homosexual no te convierte en un ser distinto, solo te acuestas con gente de tu mismo sexo. El problema es que hay mucho desconocimiento y un rechazo que viene de la cultura judeo cristiana, que durante siglos nos han demonizado. Tenemos que luchar por que la gente nos conozca y nos vea como gente normal.

Hay que trabajar mucho en la educación. La gente puede hablar desde el desconocimiento, pero si la política, que es la base, no se trabaja, y la política en este país, no trabaja de la mano con la educación, avanzamos más despacio. Si educación y política fueran juntos, iríamos más rápido.

¿Ysigue habiendo agresiones?

Hay pocas, pero todavía quedan. Afortunadamente, estamos muy apoyados por Policía Nacional y Local. Tenemos al inspector Portal, en encargado de Delitos de Odio, que se preocupa y nos llama de vez en cuando para recordarnos que ahí sigue.

¿El Orgullo es lo contrario a tener vergüenza?

Esto salió en el pregón. Es sentirte orgulloso de lo que eres, no tienes que esconderlo. Porque te diga alguien que no te puedes liar con hombres, como es mi caso, no tienes que agachar la cabeza, yo estoy orgulloso de ello, porque no estoy haciendo mal a nadie, ni obligando al otro hombre. Eso es el Orgullo, el orgullo de sentir lo que eres.

Cómo han cambiado las cosas desde el Orgullo de hace dos años...

Vivimos en otra era, casi. Pero el Orgullo al final este año ha estado muchísimo mejor de lo que esperábamos. El 17 de mayo, día Contra la LGTBI-fobia, pensaba que no íbamos a celebrarlo. Vinieron a verme los chicos de CCOO y me dijeron que cómo no íbamos a hacer nada. Ellos habían hecho la manifestación del Día del Trabajo, y me dijeron que lo intentáramos, aunque fuera solo la manifestación. Y del 17 de mayo al 10 de junio, en que tenía que estar todo preparado por las licencias, lo hicimos corriendo y al final salió más o menos decente.

¿Contentos entonces en Bolo-Bolo con el Toledo Entiende?

En realidad, reconozco que durante los últimos años Bolo-Bolo había estado un poco sobrepasado por las circunstancias y habíamos dejado un poco de lado Toledo Entiende. Al final este año, en plena pandemia, no hemos podido hacer la fiesta, que es lo que más llama la atención, pero sí hemos podido hacer muchos actos durante la semana, que hace muchos años que no se hacía. Hemos tenido un poco de todo, cosas de salud, cultura, actividades para niños y la manifestación, hemos tocado todos los palos.

Con la calle Comercio en obras, hemos tenido que hacer la manifestación del Salvador, bajando por Trinidad, al Ayuntamiento.

¿Qué es lo que más ha gustado?

Hemos hecho pequeños actos, pero han estado muy bien y han sido muy participativos. El lunes estuvo la Prohibida haciendo un pregón en Zocodover y lo llenó. Ha salido todo bastante bien y bastante participativo.

Hemos dado, además, premios Javier Fernández, a cinco personas por la ayuda al colectivo en general y a Bolo-Bolo. Se los dimos a Helena Galán, a Nacho Hernando, Niurka Gibaja (la responsable de Entidades en la Federación Estatal), la actriz Lola Rodríguez y a Valeria Vegas. Lola es la actriz que hacía de Valeria en la serie dedicada a la Veneno, una actriz trans muy aceptada. Valeria es la que escribió el libro, ha dado el pelotazo y se ha hablado tanto del mundo trans gracias a ella. De esta forma, hemos dado visibilidad nacional al premio.

Y con la esperanza de que el próximo año Toledo Entiende vuelva a la normalidad.

El año que viene espero que sea por estos dos y por ese, que lo multipliquemos por tres. El caso es que este año la manifestación ha sido como siempre, lo que pasa es que no ha terminado en una fiesta. Ha vuelto a haber mucha gente, muchos heterosexuales también. A mí me gusta que vengan y se manifiesten también, porque entiendan nuestra situación. Lo malo es que ya nos habíamos acostumbrado a que hubiera fiesta y la hemos echado de menos.

El Orgullo por excelencia siempre ha sido el de Madrid. ¿Qué os parece cómo ha transcurrido este año?

Este año, no han puesto ni la bandera en el Ayuntamiento, cosa que sí hemos hecho aquí en Toledo, aquí sí estuvimos con la alcaldesa. Ya hace muchos años, cuando estaba Gallardón de alcalde, dijo que el Orgullo LGTBI era la fiesta más importante y más multitudinaria de Madrid, más que San Isidro o La Paloma.

Ahora, nos viene bien que exista Vox para acotar a los rancios. Gracias a Vox, parece que el PP ha empezado a aceptar más al colectivo, porque los más rancios se han ido a la ultraderecha. Pero también es vedad que como están empezando a tener representación política y son la llave para ciertas cosas, hay que darles explicaciones. Al final lo que en principio parecía bueno, es malo, porque esa gente más retrógrada tiene la llave para que otros hagan cosas como no poner la bandera o cancelar actuaciones, como un festival de travestis. A la gente del PP habría que pedirle que fuera más contundentes en ciertos temas, como los derechos LGTBI, que no dejan de ser más que Derechos Humanos, y no digan hoy una cosa y mañana otra. Están jugando a la ambigüedad y al final no contentan a nadie en el colectivo LGTBI.

Incluso se habla de llevar la fiesta a las afueras de la ciudad.

Ese debate lleva existiendo desde 1998 por lo menos. Depende mucho de quién esté en el Gobierno, hay que decir que los años de Carmena han sido maravillosos, una libertad y una felicidad tremendos. Ha habido momentazos del colectivo. Pero se ha hablado mucho y se sigue hablando de llevarse la fiesta a las afueras. Pero el Orgullo LGTBI es la fiesta que más dinero deja en Madrid en todo el año. Si se la llevan ala Casa de Campo, todas las asociaciones de hostelería y todos los comercios van a dejar de facturar, y queman el Ayuntamiento de Madrid.

En Toledo de llevarlo a las afueras, nada.

No, en Toledo tenemos el apoyo total y absoluto del Ayuntamiento. En los años del PSOE, se ha puesto en marcha el Toledo Entiende. Es complicado, como todo, pero sobre todo en materia burocrática, pero en lo político lo están poniendo bastante fácil. Algunos años siempre nos ha animado Diego Mejías como concejal de Juventud, tirando del carro, y este año nos ha animado mucho Pablo. Tenemos mucha suerte con los gobiernos que hemos tenido hasta el momento.