scorecardresearch

Alemania refuerza sus medidas contra la COVID-19

EFE
-

Las autoridades registran en las últimas 24 horas 21.080 contagios confirmados, 2.348 menos que hace una semana, y 372 muertes relacionadas con la enfermedad aunque advierten que las cifras podrían ser mayores porque en Navidad se hacen menos test

Alemania refuerza sus medidas contra la COVID-19 - Foto: EFE/EPA/FOCKE STRANGMANN/Archivo

Las nuevas medidas contra el coronavirus entraron en vigor en Alemania en medio de una situación marcada este martes por una bajada de las cifras de contagios y de la incidencia semanal pero también por el temor ante ómicron.

Según los últimos datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología, en las últimas 24 horas se registraron 21.080 contagios confirmados, 2.348 menos que hace una semana, y 372 personas murieron por causas relacionadas con la enfermedad.

La incidencia semanal se situó en 215,2 contagios por 100.000 habitantes frente a los 306,4 de hace una semana.

Sin embargo, el RKI advierte que los datos pueden estar distorsionados por las navidades, cuando se hacen menos test y la transmisión de datos puede tardar más.

Desde el comienzo de la pandemia en Alemania se han registrado 7.026.369 contagios. 110.805 personas han muerto por causas relacionadas con la enfermedad y 6.217.800 la han superado.

En la última reunión del Gobierno federal con los gobiernos regionales se acordó como fecha límite el 28 de diciembre para introducir una serie de restricciones, destinadas a ralentizar la difusión de la variante ómicron que se teme que se lleve a un nuevo aumento de contagios.

Además, se quiere evitar que las fiestas de año nuevo lleven a que se disparen los contagios.

Algunos estados federados habían introducido las restricciones un día antes y los otros se suman hoy.

Para las reuniones al aire libre y bajo techo hay a partir de hoy un límite de diez personas. Para los no vacunados la norma es más estricta ya que solo pueden reunirse con dos personas que no vivan bajo el mismo techo.

Además las discotecas estarán cerradas y para el acceso a museos y restaurantes y a establecimientos comerciales -excluyendo aquellos que se consideran necesarios para cubrir necesidades básicas como supermercados y farmacias- se requerirá el certificado de vacunación, de salud o un test negativo.