scorecardresearch

Glúteos fuertes, ¡mucho más que estética!

EFE
-

La activación y fortalecimiento de estos músculos mediante entrenamiento regular, así como a través de sencillas rutinas cotidianas, mejora la postura corporal al aumentar la estabilidad de la columna vertebral, influyendo positivamente en la salud

Glúteos fuertes, ¡mucho más que estética! - Foto: Foto de Maksim Goncharenok pexels.com

Lucir unos glúteos tonificados, firmes y con un perfil armonioso, que realcen toda la figura del cuerpo, es uno de los objetivos de muchas de las personas que entrenan físicamente, al igual que tener un vientre plano y unos abdominales marcados, pero la importancia de este grupo muscular abarca mucho más que las meras razones estéticas.

«Unos glúteos fuertes mejoran la postura corporal y aportan salud», señalan desde la cadena europea de gimnasios Basic-Fit (B-F), que imparte un entrenamiento presencial y en formato online denominado GXR Booty, focalizado en trabajar esa parte del cuerpo y las piernas, en lo que se conoce como tren inferior.

Los glúteos son músculos muy voluminosos y son capaces de desarrollar mucha fuerza. Su activación y fortalecimiento mejora la postura corporal, gracias al incremento de la estabilidad de la columna, señalan los expertos de B-F.

Si los glúteos y otros músculos, como los isquiotibiales y los de la espalda, están todos fuertes en conjunto, ello permite mantener una postura corporal correcta de forma natural, informa Paula Vercauteren, especialista en fitness.

Según Vercauteren, cuanto más desarrollados tengamos estos tres grupos musculares, mejor postura mantendremos en nuestra vida diaria. «Hay dos ejercicios que normalmente forman parte de cualquier entrenamiento enfocado en los glúteos. Se denominan sentadillas y levantamiento de peso muerto», agrega.

La experta describe a continuación algunas claves prácticas para efectuar estos movimientos correctamente.

Sentadillas

1 Colócate erguido, con los pies un poco más separados que el ancho de las caderas.

2 Busca un punto fijo situado al frente hacia el cual puedas mirar durante el ejercicio y centra tu mirada en ese punto.

3 Flexiona lentamente las caderas y las rodillas hasta que los muslos estén paralelos al suelo, como si quisieras sentarte en una silla imaginaria.

4 Mantente en esta posición, sentado sobre esa silla imaginaria durante unos segundos y vuelve a levantarte para colocarte en la posición inicial.

5 Para añadir más dificultad, puedes realizar las sentadillas asiendo una pesa o barra sobre los hombros, o sosteniendo una pesa rusa con los brazos estirados frente al pecho. Cuanto más separes las piernas, más complicado será el ejercicio, ya que los músculos cuádriceps y los glúteos tendrán que trabajar más.

Levantamiento de peso muerto

Según B-F se trata de un ejercicio muy técnico con el que «los isquiotibiales y glúteos trabajan duro», y que debe realizarse correctamente para obtener buenos resultados y evitar lesiones.

1 Coloca una barra con discos en el suelo frente a ti.

2 Pon los pies separados a la medida del ancho de las caderas y agarra la barra con las manos un poco más separadas que el ancho de los hombros.

3 Asegúrate de que tienes los brazos rectos con los pulgares apuntando hacia adentro. Sin dejar de mantener rectos los brazos, levanta la barra por encima del punto situado entre tus pies.

4 Es importante que «no te ayudes con los brazos ni la espalda para levantar la barra», ya que únicamente debes utilizar los glúteos y las piernas.

Actividades diarias que mantiene los glúteos fuertes

Al margen de lo estético, los glúteos tienen una misión capital en el cuerpo, tanto en los hombres como en las mujeres, señala Vercauteren.

Puntualiza que el glúteo mayor es el principal músculo extensor de la cadera, mientras que el glúteo medio estabiliza la pelvis.

Tener ambos fuertes es fundamental para moverse con facilidad, agilidad y seguridad, y también para contrarrestar el debilitamiento muscular y otros perjuicios causados en el cuerpo por la postura sentada, en la cual muchos pasamos gran parte del día, de acuerdo a la especialista. 

En nuestro día a día, podemos realizar distintas actividades que fortalezcan nuestros glúteos, como subir las escaleras y evitar el uso de los ascensores, por ejemplo al estar en una estación del Metro o en un centro comercial.

Cuando efectuamos una tarea rutinaria, como la de recoger las cosas que han quedado dispersas en distintos lugares de la casa, podemos intentar ponernos en cuclillas, lo cual permite que trabajen las piernas y los glúteos simultáneamente, y también ayuda al proteger nuestra espalda, según la experta en fitness.

Sostiene Vercauteren que cuando estamos en el trabajo o estudiando pasamos mucho tiempo sentados, y que en esas posturas «podemos fortalecer los glúteos si los mantenemos apretados, preferiblemente desde su parte externa, creando fuerza hacia el interior».

Mientras estamos sentados también podemos ejercitar las piernas, elevándolas y haciendo círculos con cada una de las extremidades inferiores, de manera alternada y durante 30 segundos con cada pierna, señala.

ARCHIVADO EN: Salud, Fitness