La Tribuna de Talavera
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

miércoles, 23 de julio de 2014
Local
Sociedad

Voces contra el silencio

L.M. - miércoles, 03 de julio de 2013

Compartir > >
Compartir esta noticia en Tuenti Compartir esta noticia en Meneame Compartir esta noticia en Buzz Compartir esta noticia en Windows Live Compartir esta noticia en Delicious
Marcos Lechet prosigue con la recogida de firmas que ha iniciado para romper con el «monopolio» de las empresas de implantes cocleares • Ya suman casi 60.000, y se entregarán el próximo día 8 al Ministerio de Sanidad

Se llama Marcos Lechet, nació en Toledo pero reside en Canarias, desde donde ha iniciado una campaña de recogida de firmas para romper con lo que denuncia que es un monopolio de las empresas de implantes cocleares en España. Una causa que ha encontrado su respuesta en la red, donde se centraliza esta recogida de firmas a través del enlace www.change.org/queremosoir, y que cuenta en Talavera también con un fuerte apoyo en Laura Moreno, madre de Nerea, una niña de 17 meses que padece una sordera profunda.
Moreno conoció la campaña de Lechet a través de internet y, desde ese momento, decidió secundar su causa, que busca recabar 75.000 firmas para entregarlas al Ministerio de Sanidad para que interceda en esta causa y posibilite el acceso a los implantes cocleares a todos aquellos que los necesiten.
Es su caso personal, puesto que Lechet quedó sordo a los cinco años. «Viví mi infancia y juventud en el mundo del silencio», recuerda a este diario en uno de los correos que ha intercambiado con La Tribuna para dar detalles sobre su campaña. En ellos, rememora también que sus padres «no escatimaron esfuerzos y recursos económicos» para buscar una solución a su falta de audición, si bien los especialistas le aseguraban entonces «que jamás volvería a oír».
Sin embargo, sostiene, «no hubo lugar para el victimismo» y apostó por integrarse él en la socidad en lugar de esperar que ésta se adaptara a su condición. «Tenía claro que ser sordo no era un problema, sino un inconveniente y todo estaba en la actitud que tomara ante esta situación», explica Lechet.
En 1995 volvió, animado por sus padres, a un especialista y fue cuando supo de la existencia de una nueva técnica, el implante coclear. «Las asociaciones no informaban sino negativamente pero mi necesidad de oír  era más fuerte que mi miedo». Decidió entonces someterse a esta intervención.
«El día que me conectaron y oí mi voz después de tantos años sin oír, fue emocionante, fue una explosión de emociones, se mezclaron llanto contenido y alegría, oír a mis seres queridos, mis padres, mis hermanos, la lluvia, las olas del mar, mi respiración y oí la voz de mi esposa y mi hijo llamándome papá es lo más hermoso, se cumplió mi deseo pedido en cada cumpleaños», relata.
Una alegría que, por una simple avería se puede echar a perder, como le pasó a Lechet cuando se le averió la bobina de su procesador en repetidas ocasiones, por lo que, para su reparación, tuvo que «desconectarse». «De nuevo me entró la inseguridad, la ansiedad de no volver a oír, es mucho peor que el implante», recuerda. Explica que se sintió entonces «tocado» y cómo le afectó sobre todo con su hijo de tres años, que no sabía que su padre era sordo. «Acostumbrado como está a pedirme las cosas y yo contestarle, me gritaba, entre asombrado y enfadado, y yo impotente, no podía oír su lengua de trapo».
Así, estuvo un mes sin poder hablar a su padre, hasta que recibió la bobina reparada. Entonces su pequeño le dijo: «Papi, te voy a comprar un aparato de muchos colores». Fue precisamente la situación vivida con su hijo la que impulsó a Lechet a iniciar esta campaña en la plataforma de peticiones Change.org, a través de la cual busca apoyos para pedir al Ministerio de Sanidad y a las 17 Consejerías «que regulen el monopolio en España con una de las marcas de implante coclear» y protejan de sus «abusos» a los implantados.
En este sentido, explica que el implante coclear que se pone es de una determinada marca, de la cual deben ser también el procesador externo y el resto de componentes. Dicho fabricante tiene en España un solo distribuidor que cuenta con «precios abusivos», por ejemplo una bobina cuesta 260 euros, y «mucho más elevados que en Europa e incluso en Estados Unidos».
Se suma que ahora «tienen la política de no reparar», a pesar de que los procesadores «se averían bastante, así como los cables y la bobina». «Con la actual crisis, poder oír se convierte en un lujo», denuncia.
Desde el inicio de la recogida de firmas el pasado mes de abril se han reunido ya cerca de 60.000. De aquí al próximo lunes 8 de julio seguirán reuniéndose para poder presentarlas al Ministerio de Sanidad.

> Haz tu comentario
Introduce el texto que aparece en la imagen:
Apodo Correo electrónico* Web

Si aún no estas conectado, puedes hacerlo aquí

Acepto el aviso legal
  • Los comentarios reflejan las opiniones de los lectores, no de La Tribuna de Talavera.
  • No se aceptarán comentarios que puedan ser considerados difamatorios, injuriantes o contrarios a las leyes españolas
  • No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
  • Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.
  • La Tribuna de Talavera se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.
Marcos Lechet prosigue la campaña de recogida de firmas para acabar con el «monopolio» de las empresas de implantes cocleares. L.T.
Marcos Lechet prosigue la campaña de recogida de firmas para acabar con el «monopolio» de las empresas de implantes cocleares. L.T.
La Tribuna de Talavera de siempre, ahora en tu dispositivo Android. Lee �La Tribuna de Talavera�, ahora en tu iPad. La Tribuna deTalavera en Kiosko Promecal
Pulsa aquí para conectarte.
Si aún no estas registrado pincha aquí
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
La Tribuna de Talavera digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Ceres Comunicación Gráfica