La Tribuna de Talavera
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Shakespeare emprendedor

e. martín | TOLEDO - sábado, 9 de mayo de 2015
- Foto: Javier Pozo
>Emprender o no emprender. Fernando Lallana presentó ayer en la Biblioteca un libro en el que habla de las capacidades que tiene que desarrollar un emprendedor. Una figura «de la que España está muy necesitada»

Pocos saben que William Shakespeare fue un emprendedor. Anécdotas que Fernando Lallana ha incluido dentro de su libro ‘Emprender o no emprender’. Una publicación de la editorial Celya que fue presentada ayer por la tarde en la Biblioteca regional de Castilla-La Mancha. A través de estas páginas su autor profundiza en el concepto de emprendimiento desde un punto de vista académico, pero también para los interesados en acercarse a este ámbito de forma profesional.
Se trata de un recorrido por las principales habilidades que, a su juicio, debe desarrollar todo emprendedor. «Shakespeare fue una persona que encaja muy bien dentro de este modelo de proactividad, creatividad, asociación de ideas y don de gentes». Lallana presenta al escritor como una persona «hecha a sí misma» que no perteneció a las élites de la época. «Ala vista está el gran éxito y el gran icono en el que se ha convertido». A lo largo de la presentación  en la que estuvo presente el director de la Biblioteca regional, Juan Sánchez, y la presidenta de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha, Ana López Casero, aludió a cómo algunas tesis doctorales recientes demuestran que el desarrollo de estas capacidades profesionales en el escritor «le llevó a tener éxito en los negocios». Y es que, cuando llegó a Londres en 1588, montó un pequeño negocio de cuidados de los caballos de la gente que iba al teatro. Hace tres años, una profesora de la Universidad de Gales también demostró y documentó que cuando empezó a hacer algo de dinero comenzó a comprar cereales y los vendía cuando los precios subían.  «Todo esto demuestra también que tenía cierta habilidad con los negocios».
Así las cosas, Lallana comentó durante su intervención cómo algunas de las capacidades que tiene que desarrollar una persona que vaya a emprender un negocio pasan por la creatividad, la innovación, la adaptación al cambio, liderazgo, responsabilidad, superación y esfuerzo. «Habilidades que forman parte del itinerario del propio negocio».
El objetivo con el que ha escrito este libro en este momento de incertidumbre económica es incentivar el emprendimiento, pero siempre partiendo de lo que significa el concepto. «Quienes estén pensando ahora mismo qué puede ser de su futuro profesional tienen que tomar el emprendimiento como una buena opción, al menos».  Así, invita a hacer un ejercicio de autoconocimiento con este libro y  a partir de aquí, ya lo dice el mismo título, «emprender o no emprender».
A su juicio, España es un país que en este momento está necesitado de emprendedores y por este motivo apostó por tratar este tema en el libro que ayer tuvo la puesta de largo. Lallana trabaja en consultoría y también lidera proyectos de emprendimiento. «La publicación surge como material de trabajo».

coedición. Se trata de una coedición de Celya y el servicio de publicaciones de la Universidad de Castilla-La Mancha y cuenta con el apoyo de la Cátedra de la Fundación Caja Rural de Castilla-La Mancha y de la compañía Management and Research.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
La Tribuna de Talavera digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol