La Tribuna de Talavera
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

miércoles, 17 de diciembre de 2014
Local
Medio Ambiente

Un chapuzón "al natural" en Escalona, Cazalegas y Villafranca

V. Caballero - lunes, 09 de agosto de 2010

Éstas son las tres piscinas naturales que cuentan con el visto bueno de Sanidad este verano en la provincia de Toledo • El embalse del "Rosarito" vuelve a ser zona no recomendada debido a la contaminación

La crisis no está reñida a un buen baño. En el verano la mayoría de la gente busca como destino de vacaciones el tradicional "pack" sol y playa, pero si la situación económica no se lo permite, siempre quedan otras alternativas secundarias mucho más económicas, como darse un chapuzón en la piscina, río, embalse o laguna.

En la provincia de Toledo, según la delegación provincial de Salud y Bienestar Social, son cuatro los parajes naturales que poseen puntos de baño naturales: las llamadas Lagunas de Villafranca -la laguna grande, la laguna chica y la laguna de la sal-, el río Alberche a su paso por la localidad de Escalona, y los conocidos embalses de Rosarito en el municipio de Oropesa y Cazalegas en el pueblo que adquiere el mismo nombre.

Según el Real Decreto 1341/2007 de 11 de Octubre son consideradas aguas de baño: «aquellas de carácter continental, corrientes, estancados o embalsadas, y las de carácter marítimo, en las que el baño este expresamente autorizado o no, o estando prohibido, se practique habitualmente por un número importante de personas».

Unas aguas que antes de convertirse en lo más parecido a playas artificiales, tienen que haber pasado un reconocimiento para saber si cumplen las mínimas condiciones higiénico-sanitarias necesarias, afirman desde la Delegación. «Cada quince días, el laboratorio de salud pública realiza controles analíticos para ver si se reúnen estas condiciones», explica Víctor Manuel Gómez, delegado de Salud en Toledo.

También cuenta que las aguas pueden clasificarse en tres tipos diferentes. El primero de ellos, es la clasificación como «apta», es decir, cuando se permite el baño de personas. El segundo tipo es «no recomendable», por tanto desde salud pública se recomienda no bañarse en esas aguas porque no llegan a cumplir los requisitos esenciales. Y el tercero es la «no apta», en las que queda terminantemente prohibido bañarse por no tener las condiciones mínimas higiénico-sanitarias.

Las causas por las que no se recomienda el baño o se prohibe suelen ser la aparición de sustancias contaminantes en el agua.

Según los resultados de la segunda quincena de julio que ha realizado el laboratorio de Salud Pública, son aptos para el baño público el río Alberche en Escalona, las lagunas de Villafranca de los Caballeros y el embalse de Cazalegas.

No sucede lo mismo en el embalse de Rosarito en Oropesa, que se ha catalogado como no recomendable. Ya en el mes de junio se desaconsejó el baño por la aparición de cianobacterias. Esto es, según explicó el delegado, un problema generado por las propias algas debido a las altas temperaturas.

Desde Salud se confirma que en estas zonas no llevan un control sobre si la gente se baña o no. Son los ayuntamientos los que deben tomar las medidas oportunas, dado que a ellos se les informa de la situación de las aguas. Aún así, Víctor Manuel Gómez, apela a la conciencia de las personas sobre la decisión de atender o no a las recomendaciones de salud.

Según el "Informe de Aguas de Baño Continentales 2009-2010" de Ecologistas en Acción, las tres lagunas son definidas como zonas habituales de baño catalogada y con una buena calidad de sus aguas.

Las lagunas se encuentran incluidas dentro de la llamada "Mancha Húmeda", uno de los humedales de gran importancia ecológica y refugio de fauna, declarado "Reserva de la Biosfera". Está formado por lagunas de origen endorreico y fluvial que se abastecen con aportes de agua de escorrentía, de precipitación directa o de concesiones de aguas procedentes del río Cigüela.

La Laguna Grande, es la más conocida y visitada de las tres existentes, según aseguran desde la oficina de turismo municipal. Cuenta además con infraestructuras hosteleras donde poder comer. Es una playa artificial ya que sus orillas tienen una extensión de 2,5 km. De la Laguna Chica cabe destacar su flora y fauna, donde se pueden encontrar entre otras especies al Pato colorado, la Focha común o el Ánade Real. Y la Laguna de la Sal con acusada estacionalidad y escasa profundidad, que mantiene un régimen de ciclos cortos de encharcamiento y desecación.

Uno de los objetivos que tienen las lagunas, aunque no el único, es actuar como dinamizador de la Educación Ambiental, así lo cuenta la oficina de turismo de Villafranca de los Caballeros.

A diferencia del resto de puntos de baño de la provincia, estas lagunas poseen un puesto de socorro, a pesar de que no es obligatorio. También se encuentran perfectamente adaptadas para pasar una jornada allí o una estancia breve, puesto que cuenta con zonas de recreo, pesca y un aula de naturaleza, entre otras cosas de interés.

Atendiendo al informe de Ecologistas en Acción, son aguas de buena calidad, catalogadas y habituales de baño, como la anterior.

Álvaro Gutiérrez, alcalde de Escalona, dice que para los vecinos el río, «es una de las zonas más importantes y queridas del municipio». Porque allí acuden a diario cientos de bañistas durante la época estival siendo durante el fin de semana y sobre todo en agosto cuando la afluencia de bañistas aumenta considerablemente. «En Escalona somos aproximadamente unas 4.000 personas censadas, aunque durante todo el mes de agosto podemos llegar a ser unos 25.000 habitantes gracias al río», añade.

El Alberche es un reguero verde y de vida, de bosques y de sombras que abraza al pueblo de Escalona. Y a su paso por el municipio, consigue llegar a tener un gran atractivo turístico, cuenta el alcalde.

Sus orillas cuentan con unos cinco o seis kilómetros de playa. Álvaro Gutiérrez, explica que la gente que acude allí, son en primer lugar los habitantes del pueblo los cuales bajan cada tarde; pero los fines de semana, va mucha gente que no reside allí a pasar el día, a comer y a darse un chapuzón.

La zona de baño no cuenta con un puesto de socorro donde poder atender posibles accidentes y no lo tiene porque según asegura el alcalde, «el río es tranquilo, con aguas muy transparentes y limpias, además es poco profundo».

El "Informe de Aguas de Baño Continentales 2009-2010", cataloga este embalse como aguas de excelente calidad.

El pantano es un lugar ideal donde poder refrescarse y se accede a él desde el centro urbano de Cazalegas por carretera o dando un paseo por la acera peatonal.

Aurelio Rodríguez, alcalde del municipio, dice que la gente viene a bañarse entre semana pero que el día de mayor afluencia de baño son los sábados y domingos cuando acuden entre 1.000 y 2.000 personas. El lugar de procedencia de los bañistas es, en este caso, de origen madrileño según dice el alcalde.

A pesar de ser considerado por el laboratorio de Salud Pública de Toledo, como aguas aptas, Aurelio Rodríguez explica que si bien las aguas están en perfecto estado, el lugar «no está bien atendido, está dejado y lleno de espadaña».

Algo que hace diferente a Cazalegas del resto de embalses o lagunas, es la práctica de deportes náuticos. El alcalde asegura que además de bañistas acuden también a practicar la vela en barcos o incluso hacer surfing.

Como consejo a los bañistas, Aurelio Rodríguez, pide precaución con el fuego y que las basuras queden recogidas en los contenedores habilitados.

Ecologistas en Acción, considera en su informe anual, que este embalse posee una buena calidad en sus aguas de baño, al contrario de lo que afirma el laboratorio de Salud Pública, que considera que se trata de aguas no recomendables al baño por tener presentes sustancias contaminantes en sus aguas.

En él también se practican deportes náuticos y pesca y la zona que rodea al entorno del pantano cuenta con un camping donde poder hospedarse.

La delegación de Salud y Bienestar Social hace recomienda a todos los bañistas que, vayan donde vayan, que no dejen rastro de basura ni hagan hogueras. «Hay que dejar la zona igual o si puede ser, mejor de lo que estaba».

Como segunda recomendación, tener sentido común y cuidado con las corrientes de agua y las zambullidas. «Hay gente que salta al agua sin tener conocimiento de la situación de las rocas y sin conocer tampoco la profundidad del embalse».

Para decidir si es apto o no el embalse o laguna, la delegación de Salud y Bienestar Social dice que sólo tiene en cuenta lo que es el estado del agua. No se analiza si hay vigilancia en la zona, si cuenta con lugares habilitados para el almuerzo o incluso un simple cobijo donde estar a la sombra y no sufrir una insolación. La causa por la cual no tienen en cuenta estas situaciones es porque, según Víctor Manuel Gómez, «las zonas de baño suelen ser aguas tranquilas». El delegado además asegura que desde que estas zonas están habilitas para ello, no se ha contabilizado ningún tipo de accidente mortal.

La Tribuna de Talavera de siempre, ahora en tu dispositivo Android. Lee �La Tribuna de Talavera�, ahora en tu iPad. La Tribuna deTalavera en Kiosko Promecal
Pulsa aquí para conectarte.
Si aún no estas registrado pincha aquí
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
La Tribuna de Talavera digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Ceres Comunicación Gráfica